El feriado apuntala el turismo y comercio en Quito

Los colegios de Quito volvieron a desfilar por las principales calles frente a turistas nacionales y extranjeros. Foto: Carlos Noriega / El Comercio

El feriado por la conmemoración del 24 de mayo de 1822 estuvo marcado por la reactivación económica en el Centro Histórico.  Este sábado 21 de mayo, la ciudadanía participó en los desfiles y actividades que se programaron para festejar el Bicentenario

Los colegios de Quito volvieron a desfilar por las principales calles frente a turistas nacionales y extranjeros. Los negocios también resultaron beneficiados de este feriado. Restaurantes y cafeterías estuvieron llenos toda la mañana y aprovecharon para mejorar sus ventas.  

Carmen Tipán abrió su local “Rincón del curamales”, desde las 09:00. Las personas aprovecharon para comprar empanadas de morocho, pristiños, colada morada que se ofrece en este lugar. «Espero que estos días de feriado aumenten las ventas, con la pandemia tuvimos que cerrar mi local y ahora nos estamos reactivando» 

Tipán cuenta que durante la semana las ventas se reducen porque no hay mucha gente que visita el Palacio Arzobispal, en donde está ubicado su local. Sin embargo, sus ventas aumentan a USD 50 los fines de semana. En esta ocasión por el feriado hasta el mediodía de este sábado 21 de mayo ya había vendido USD 30, entre empanadas y pristiños. 

José Remache llegó a la Plaza de la Independencia con su carrito de ponches, a las 09:30. Vestido con camisa blanca, pantalones negros, gorro de marinero y delantal blanco atendió a su clientela. Estudiantes, padres de familia degustaron de esta tradicional bebida espumosa, en este día soleado. 

El restaurante de María Elena Hernández está ubicado en la calle Venezuela, entre semana vende unos 100 almuerzos. Esta situación cambia cuando hay feriados en la capital. En este primer día de feriado sus ventas aumentaron en un 50%. «En la mañana estuvieron bajas las ventas, pero cuando terminó el desfile la gente empezó a llegar a mi negocio y eso ya es una ayuda para solventar los gastos del restaurante en la semana».  

Según Quito Turismo se espera que a la capital arriben hasta 66 000 turistas durante este feriado del 24 de mayo. Además, se prevé que el sector turístico genere ingresos por USD 6,6 millones. 

En las diferentes calles del casco Colonial el comercio formal e informal se activó, los vendedores ofrecían todo tipo de productos. Mientras que, un grupo de personas se disfrazaron de personajes de Disney para que familias se puedan tomar fotos y también obtener alguna ganancia. 

Han encontrado en esta forma de trabajo una oportunidad para llevar el pan a la casa. Así lo cuenta Patricia Pilapanta, quien cobra un dólar por cada foto y a cambio les obsequian un globo. Este trabajo le ha permitido mantener a sus dos hijos. 

Suplementos digitales