Imbabura sin cierres viales en inicio de movilizaciones
Cierre de av. Panamericana en Tabacundo; policías y …
Transportistas de buses normalizan servicio en Quito
Familiares de presos pagan hasta USD 251 al mes
La violencia de Guayaquil deja duras secuelas en fam…
Esmeraldas, la cantera inamovible de futbolistas par…
Compra de buque para ampliar límites continentales e…
Desempleo golpea más a los quiteños

Expertos en movilidad opinan que el Metro debe vincularse a todos los sistemas de transporte de Quito

La infraestructura del Metro de Quito está en el 99%. Foto: archivo / EL COMERCIO

El Metro traería beneficios a la ciudad si es que se lo vincula a todo el sistema de transporte que actualmente está operativo en la ciudad. Para ello es indispensable la asesoría con entidades que tengan experticia en su funcionamiento.

Así lo expusieron tres expertos y consultores en temas de movilidad y planificación durante el primer debate de la iniciativa Todos por Quito, que impulsa la Cámara de Comercio de la ciudad.

La jornada incluye al menos cinco debates previstos para todo este mes de septiembre, en los que se analizarán los aspectos más urgentes que deben tratarse en la urbe.

Este primer encuentro se llevó a cabo el martes, 31 de agosto del 2021, de forma virtual. Allí participaron los consultores César Arias, Roberto Custode y Alejandra Onofa.

Arias, experto en temas de movilidad y transporte, indicó que el Metro no avanza porque tuvo un mal inicio y atraviesa por una mala gestión. La idea de la obra, opinó, se vendió cuando existían los recursos para ejecutarla. “Se vendió esta idea de que el Metro iba a resolver los problemas de movilidad de Quito cuando todos sabemos que solo servirá al 10% de la población”.

A estos se suma la inestabilidad administrativa y un mal manejo de las asistencias financieras. A su criterio, el avance el Metro depende de las decisiones políticas del Concejo y el Alcalde. “Ellos son los encargados de establecer las directrices por donde debe transitar”.

Arias también recordó que esta obra no debe tratarse ni planificarse de forma paralela a los demás sistemas de transporte. Y ante la falta de ingresos para su operatividad mocionó como alternativa la creación de una unidad administrativa independiente y externa. Un esquema que ya se ha utilizado en otros países.

Alejandra Onofa, especialista en gestión de proyectos, opinó que la puesta en marcha del Metro representará una mayor productividad para la ciudad. Por ejemplo, indicó, cuando entre en funcionamiento se obtendría un ahorro de casi 140 millones de horas anuales para quienes se movilizan en transporte, y la generación de nuevas fuentes de empleo.

“Un metro aislado no funciona, necesitamos que todo el sistema de transporte se integre” indicó la panelista. Si es que no se concreta la obra, agregó, la ciudad perderá competitividad y confianza para la inversión.

Custode, consultor y experto en movilidad, coincidió en que el Metro tiene un enorme impacto económico y social para la ciudad, pero su operatividad depende en gran parte de un buen manejo administrativo. “Es evidente que hay una problemática profunda respecto a la capacidad institucional de gestionar esta enorme obra”.

Para su operación, también indicó como indispensable la integración de todos los sistemas de transporte en los que se incluyan las nuevas modalidades de movilidad.

Suplementos digitales