Una nueva experiencia para admirar La Mitad del Mundo

Experiencia en Globo, desarrolla esta actividad en Rumicucho, poblado ubicado en la zona de la Mitad del Mundo, con operaciones los sábados y domingos, de 06:00 a 07:00. Foto: cortesía experienciaenglobo.com

Un grupo de empresarios se unió para brindar una experiencia única y admirar de una forma distinta la Mitad del Mundo y conocer su importancia.

Se trata de una experiencia en globo, una propuesta que ofrece a turistas nacionales y extranjeros la posibilidad de volar en globo aerostático en dos modalidades: vuelo libre y elevación anclada.

Esta actividad combina tres momentos: el vuelo en globo a cargo de la empresa Vuela en Globo Ecuador, una experiencia gastronómica en el Restaurante Pucará y una visita guiada a las Ruinas de Rumicucho, donde el visitante podrá conocer más sobre la historia e importancia de este asombroso testigo de piedra.

Experiencia en Globo, desarrolla esta actividad en Rumicucho, poblado ubicado en la zona de la Mitad del Mundo, con operaciones los sábados y domingos, de 06:00 a 07:00. Los interesados pueden reservar el vuelo en la página web de la empresa.

“Con esta propuesta distinta, mágica y enriquecedora queremos promover y aportar al desarrollo y repotenciación turística de la zona, así como concientizar a la gente sobre la importancia de vivir en la Mitad del Mundo y elevar su concepción a otro nivel del conocimiento”, señala Marco Barona, uno de los socios de este emprendimiento.

La modalidad de elevación anclada o cautiva tiene un costo de USD 75 por persona, incluido impuestos, mientras que la modalidad vuelo libre cuesta USD 298 por persona. Para esta segunda experiencia se debe reservar con 15 días de anticipación porque hay que pedir permiso a la Dirección de Aviación Civil, además de dar una inducción de seguridad y de salud para quienes van a volar.

“Vendemos la experiencia de pasar simbólica y geográficamente del hemisferio norte al sur. El estar elevado entre 200 a 300 metros de altura, y pasar los hemisferios, tiene una connotación muy especial, genera unas sensaciones bien bonitas”, asegura Barona.

La experiencia empieza muy temprano en la mañana. Se cita antes de las 06:00 para que los participantes puedan presenciar cómo se infla el globo y aprovechen para tomarse todas las fotos que deseen.

Las personas suben en parejas y permanecen en el aire por 10 minutos. En la elevación anclada se sube hasta 30 metros de altura y desde arriba pueden apreciar las Ruinas de Rumicucho y la Mitad del Mundo.

Una vez que bajan del globo pasan al restaurante Pucará donde toman un desayuno rústico y característico del lugar, al final se los lleva a la visita guiada por las ruinas.

“Dentro de nuestra propuesta está la responsabilidad social y queremos rescatar a las Ruinas de Rumicucho. Son unas ruinas muy importantes en sentido histórico y ancestral. Nuestro pilar es que las personas del sector sepan rescatar lo que tienen”, dice el empresario.

Al globo pueden subir niños desde los 6 hasta los 11 años, ellos pagan el 50% del costo. No pueden subir personas que padezcan sensaciones de vértigo, con movilidad reducida ni personas con alteraciones cardíacas ni trastornos de personalidad.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales