7 de August de 2011 00:02

El centro de Quito se alteró por la Velada Libertaria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Centro Histórico de Quito amaneció agitado ayer. Desde las 07:00, en las seis plazas donde se desarrolló la Velada Libertaria, se ultimaba el montaje de escenarios, equipos e iluminación.

Un equipo de 25 personas trabajaba sin descanso en la Plaza Grande, escenario principal de la fiesta cívica que conmemora la gesta heroica del 10 de Agosto de 1809 y la masacre de los próceres del 2 de Agosto de 1810.

El acto principal fue el Encuentro de la Música Popular. Allí se colocaron 800 sillas plásticas y se armaron dos tarimas: una para los artistas y otra para 40 músicos de la Orquesta Sinfónica, en el atrio de la Catedral Metropolitana.

Similar movimiento se observó en las plazas del Teatro, Santo Domingo, San Francisco, La Merced y Plaza Chica. Según Carlos Jaramillo, de la empresa Electric Light, los transeúntes se les acercaban a preguntar sobre los actos.

A pesar de los trabajos que se realizaban, no se restringió el ingreso a la Plaza Grande. Al contrario, la afluencia de visitantes fue más notoria. Los ingleses Jhon Garren y Sophi Smith no quisieron perderse el ambiente previo a la Velada. Ellos fotografiaron los escenarios y la bandera del Ecuador, que estaba junto a ellos.

En el Centro Histórico hubo un constante ir y venir de personas que visitaban los museos de la ciudad, cuyo ingreso ayer fue gratuito. Una larga fila se formó en los exteriores del museo de cera Alberto Mena Caamaño. La gente copaba el patio del Centro Cultural Metropolitano y avanzaba más de media cuadra por la calle García Moreno.

A los visitantes no les importó el fuerte sol. En el lugar estaban Jorge Jiménez y sus dos hijos de 10 y 12 años, quienes hicieron fila por más de 40 minutos. “Son fechas para recordar y conocer la historia y compartir en familia”, dijo.

Hasta el mediodía, se registró congestión en la circulación vehicular. Trasladarse desde la calle Guayaquil hasta la García Moreno, que están apenas a dos cuadras, tomaba hasta 10 minutos.

En el barrio San Marcos la fiesta se prendió desde las 10:00. Allí los vecinos se tomaron la calle Junín. Las paredes de las casas, algunas embanderadas, y el muro de Convento Santa Catalina sirvieron de galerías para mostrar los dibujos en papel elaborados por los niños del sector, entre ellos María y Jorge Cuenca.

En el patio del Colectivo Cultural San Marcos, 30 vecinos expusieron sus obras, en la II Feria Artístico Artesanal, Manos Creadoras. Los visitantes encontraron desde objetos de madera hasta dulces tradicionales como la espumilla. También se proyectó un video sobre el saber de los artesanos de San Marcos. Para María Dolores Yépez, miembro del Colectivo, es una oportunidad para compartir con la comunidad las habilidades que poseen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)