Gastronomía, arte y cultura en Feria de la Quiteñidad
Comic Con emocionó a seguidores de superhéroes y afi…
Gremio de chivas piden que les dejen trabajar
Carga de la revisión de tareas escolares subió más p…
Historial clínico de Jorge Glas señala que padece cu…
Todo listo para la Serenata Quiteña
Comisión recomienda no cambiar el Consejo de Gobiern…
Contribuyentes con deudas pueden acogerse al sistema…

Reforma tributaria entró a segundo debate con más pedidos de ajustes

El Pleno de la Asamblea sesionó este 24 de noviembre del 2021 para el segundo debate de la reforma tributaria. Foto: Twitter Asamblea

El segundo y definitivo debate de la reforma tributaria se instaló este miércoles 24 de noviembre del 2021 en el Pleno de la Asamblea. Tuvo más pedidos de ajustes por parte de Pachakutik (PK) y la Izquierda Democrática (ID), aunque con un oficialismo confiado en conseguir más de los 70 votos para aprobar el texto.

Se trata del proyecto de Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia del covid-19, calificado de urgencia en materia económica, que fue presentado por el Ejecutivo el 28 de octubre pasado y que entró en fase decisiva.

Los cabildeos fueron intensos. Antes de ingresar al Pleno y dentro del propio debate la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), que agrupa a Creo e independientes, se abrió a la posibilidad de incluir ajustes adicionales a la propuesta.

A pesar de los cambios que se hicieron al proyecto en la Comisión de Desarrollo Económico, la base imponible del impuesto a la renta (que pasó de USD 2 000 propuesto por el Ejecutivo a USD 2 600), los deducibles (de un límite de USD 5 000 planteados a USD 10 000), exoneraciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y la eliminación del impuesto a la herencia, volvieron a presentarse como los nudos críticos que ya hubo en el primer debate.

El coordinador del BAN, Juan Fernando Flores, apostaba por llegar a “puntos intermedios” con Pachakutik y la ID para así conseguir más de los 70 votos para que el texto sea aprobado, pero sin que eso signifique prescindir de los ajustes en los impuestos individuales y patrimoniales.

“Si hay que ceder en una parte, eso implica que hay que hacer un cambio en otra para que la recaudación no se vea afectada”, dijo Flores, al señalar que la meta del Ejecutivo es conseguir USD 1 800 millones para financiar programas sociales.

Para participar del debate se registraron 26 de los 137 legisladores. La discusión no terminaba hasta el cierre de esta nota, pero existían consensos previos para que el proyecto sea sometido a votación este viernes 26 de noviembre, en el último día del plazo, para que la Comisión tenga tiempo para acoger las observaciones en el Pleno.

Entre los primeros en intervenir estuvieron los jefes de bloque de la ID, Alejandro Jaramillo, y del PSC, Esteban Torres. Estas bancadas controlan 28 de las 137 curules, mientras Pachakutik tiene 26 y el BAN, 26.

Jaramillo condicionó el apoyo de su bancada, siempre que se acoja su propuesta de que la base imponible para el cobro de aportes a las personas con renta bruta sobre los USD 3 500 al mes, sin considerar décimos y utilidades.

Además, Jaramillo llamó al Gobierno a cobrar USD 1 700 millones a empresas que tienen deudas en firme con el Servicio de Rentas Internas (SRI) y rechazó que el proyecto incluya mecanismos para perdonar deudas a los evasores. Expresó su desacuerdo con la eliminación del impuesto a la herencia.

Por su parte, Torres ratificó que su bancada no dará sus votos para incrementar tributos y planteó otras opciones como la renegociación de la deuda y los contratos petroleros. Sugirió que la votación del proyecto se haga por bloques.

El jefe de bloque de Pachakutik, Rafael Lucero, y su coideario, Mario Ruiz, reconocieron que esta bancada acudía al Pleno con criterios divididos sobre el proyecto. “Vamos a procurar votar en bloque”, dijo Ruiz.

A pesar de que un día antes Lucero había señalado que en la mayoría de su bancada había predisposición para apoyar el proyecto, esta vez moderó su postura. “Hay desacuerdos internos, eso no lo podemos negar, pero eso en el transcurso del Pleno y del debate lo iremos analizando”, agregó. Mencionó que una de las observaciones radica en los fideicomisos vehiculares y otra en los deducibles para el impuesto a la renta que, a su juicio, debería ser máximo 14 000.

El correísta Juan Cristóbal Lloret planteó a la Asamblea trabajar un informe de minoría para excluir de la reforma tributaria los puntos en los que no existen acuerdos.

En vez del presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Daniel Noboa (ind.), fue el oficialista Francisco Jiménez quien se encargó de defender este proyecto ante el Pleno. Tampoco estuvo la vicepresidenta de la Comisión, Wilma Andrade (ID).

“Pagaremos más quienes más tenemos”, insistió Jiménez, al señalar que este proyecto se prevé que 136 mil personas con renta entre USD 2 600 y USD 5 000 al mes pagarían 182 millones (40.3% de la contribución) y otras 43 mil personas con renta sobre USD 5000 cancelarían USD 270 millones (59.7% del total).

Al cierre de esta nota, las bancadas todavía no se podían de acuerdo si la aprobación del texto se dará en un solo paquete o por bloques.

“Nuestra propuesta es que sea una votación unificada, una sola votación para la aprobación de la ley, porque además está ley es transversal, la eliminación de un capítulo sobre otro generaría un problema de continuidad dentro de la ley”, dijo Flores.

Suplementos digitales