‘Cat lovers’ de Quito tienen sus propios refugios
Devolución de cobros indebidos y con intereses, una …
Los problemas de salud mental aumentaron en los univ…
Policías se toman la Quinta Avenida para despedir a …
Secretario de Estado de Estados Unidos ratifica a Ec…
Secretario, que difundió información reservada del c…
45% de filtraciones de datos exponen nombres, correo…
El delito del robo de vehículos se incrementó 20% en 2021

Leyes de salud y seguridad quedaron relegadas en la Asamblea

Imagen referencial. El 21 de junio pasado, más de un mes después de arrancar el nuevo mandato, la Asamblea definió a 82 leyes como prioritarias. Foto: Tomada d ela cuenta Twitter Asamblea Nacional

Con proyectos importantes represados en el área de salud y seguridad, y pugnas internas en la bancada de Pachakutik que lidera esta Función, la Asamblea se acogerá desde este jueves 15 de diciembre del 2021 a un receso de 15 días hasta después de las fiestas de Navidad y Fin de Año.

Entre los proyectos que quedaron para después del receso constan: la Ley para la interrupción del embarazo en caso de violación y la Ley para el manejo de la pandemia, que fueron dispuestas por la Corte Constitucional.

A esas se suman las reformas a la Ley de Comunicación y a la Ley de Educación Superior, que fueron presentadas por el Ejecutivo hace siete y cuatro meses, respectivamente. Y una Ley para el uso progresivo de la fuerza que se discute desde el anterior periodo.

El jefe del bloque oficialista, Juan Fernando Flores, sostuvo que esta situación responde a la dinámica de la Asamblea, a pesar de que ninguna de las iniciativas de Carondelet que están pendientes cuenta con informe para primer debate.

A diferencia de los proyectos urgentes en materia económica -como pasó con la reforma tributaria que se tramitó en 30 días y fue la última propuesta del Ejecutivo-, las leyes ordinarias pueden tomar más de seis o nueve meses.

La ponente de la ley sobre el aborto, Johana Moreira (ID), negó que el Parlamento haya incumplido el plazo que le dio la Corte, a pesar de que la sentencia estipulaba que este tema debía ser discutido en seis meses -que vencen el 28 de este mes- por la Legislatura.

El primer debate se dio la semana pasada en el Pleno y la Comisión de Justicia calcula que la votación se dará a finales de enero próximo. “No podemos hablar que no se cumplió el plazo. La sentencia manifiesta: conocer y debatir. Ya se dio el primer debate”, adujo Moreira.

Sobre la Ley para el manejo de la pandemia, la Comisión de Salud aprobó hace una semana el informe que quedó pendiente para primer debate en el Pleno. La Corte, en varios pronunciamientos, había llamado al Ejecutivo y Legislativo sobre la necesidad de esta norma desde hace más de un año.

Como su última actividad, esta Comisión recibió la comparecencia de la ministra del ramo, Ximena Garzón, quien reconoció que hay un incremento de casos de covid-19 después de los últimos feriados: en esta semana han muerto 10 personas infectadas y 26 la semana pasada, el 70% tenía una sola vacuna o ninguna dosis; además confirmó que hay un caso confirmado de la variante Ómicron. Eso obligó al COE a nuevas medidas restrictivas.

La sesión tomó cuatro horas. Garzón también responsabilizó a pasadas administraciones del desabastecimiento de medicinas, producto de deudas millonarias desde 2016 y casos de corrupción.

En cuanto a la Ley para el uso progresivo de la fuerza, José Vallejo (Unes), integrante de la Comisión de Seguridad, admitió que es una tarea pendiente junto con el nuevo Código de Seguridad. “Pero hemos tenido un trabajo arduo, sobre todo, con el informe de la crisis carcelaria que nos ha llevado más de seis semanas en elaborarlo”.

El 21 de junio pasado, más de un mes después de arrancar el nuevo mandato, la Asamblea definió a 82 leyes como prioritarias. Sin embargo, el primer vicepresidente de esta Función, Virgilio Saquicela (Ind.), reconoció que hubo tropiezos.

“La agenda legislativa que se planteó en junio, que fue un acuerdo de jefes de bancada, de presidentes de comisiones por los bemoles que se han dado como Pandora Papers han imposibilitado que se evacúen otros trámites dentro de las comisiones y que no se haya cumplido en gran magnitud con esta agenda”, apuntó Saquicela.

El jefe de bloque de Pachakutik, Rafael Lucero, manifestó que hasta ayer se aprobaron 10 leyes en el Pleno, aunque casi todas relegadas de la Legislatura pasada. La última fue la reforma a las leyes que regulan los servicios bancarios y de telefonía.

“Nosotros cogimos una Asamblea con más de 400 proyectos de ley rezagados en las diferentes comisiones”, señaló Lucero, quien destacó que su bancada ha presentado 37 proyectos de ley que serán tramitados después del receso.

División

En el bloque del movimiento indígena se evidenció una división entre Lucero y nueve asambleístas afines al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, como Salvador Quishpe, Mario Ruiz, José Cabascango, Mireya Pazmiño y Darwin Pereira.

“La bancada se compone de 25 asambleístas, no de 9. Ellos desde hace dos meses atrás vinieron buscando tener la bancada, agotaron todo el esfuerzo liderado por Mario Ruiz y tienen sus propios intereses político-personales”, reaccionó Lucero, después de que ellos se declararon en rebeldía frente a su coordinación.

Pereira hizo un llamado a Iza y al coordinador del movimiento Pachakutik, Marlon Santi, que “tomen las riendas de este asunto”. “Es algo que lo tenemos que analizar casa adentro, pero si esa coordinación nos pide que votemos por políticas neoliberales, nos declaramos en rebeldía”, acotó.

La presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori (Pachakutik), todavía no se ha pronunciado sobre esta controversia.

Suplementos digitales