Participación Ciudadana plantea al CNE reformar el s…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas

Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos

El viernes último el presidente Guillermo Lasso participó en un evento en Macas. Foto: Flickr Presidencia

La organización y coordinación de las políticas públicas de la Función Ejecutiva ahora está a cargo de un gabinete estratégico y siete gabinetes sectoriales. Este esquema de funcionamiento se institucionalizó durante la administración del expresidente Lenín Moreno y ahora el presidente Guillermo Lasso lo actualizó.

En el período del expresidente Rafael Correa también se empleó el modelo con ocho gabinetes sectoriales, con su respectivo ministerio coordinador. Pero como parte del proceso de reducción del tamaño del Estado, muchas de esas instancias se eliminaron.

Una de las principales diferencias es que ahora el gabinete estratégico, que es la máxima instancia para la dirección del Gobierno, está integrado por el presidente Lasso, el vicepresidente Alfredo Borrero, el secretario de la Administración Pública y Gabinete, Iván Correa, además de otros seis funcionarios de alto nivel.

En el anterior Gobierno existían cuatro gabinetes sectoriales: de lo social; de recursos naturales, hábitat e infraestructura; de seguridad; y económico-productivo. Ahora Lasso dispuso que sean siete.

Bajo este modelo, los siete gabinetes sectoriales actuarán como instancias de coordinación para que las políticas públicas se ajusten al Plan Nacional de Desarrollo.

Cada gabinete sectorial estará presidido por un funcionario designado por Lasso. Además, tendrán un secretario adhoc, que deberá ser elegido por los miembros.

Los gabinetes económico y de banca pública estarán a cargo del ministro del ramo, Simón Cueva. El productivo lo maneja Julio José Prado, ministro de Producción.

El gabinete sectorial social estará liderado por la ministra de Salud, Ximena Garzón.

El de educación, por la ministra de esa área, María Brown. El de seguridad estará a cargo de Alexandra Vela, ministra de Gobierno.

Y finalmente el gabinete de empresas públicas estratégicas lo liderará Hernán Luque, quien preside el Directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

Estos funcionarios deberán asesorar a Lasso en las temáticas a su cargo, revisar las proformas presupuestarias, convocar a las sesiones de gabinete, entre otros temas.

Según lo que establece el decreto, estos gabinetes sectoriales deberán coordinar sus acciones con la Secretaría de Administración Pública y Gabinete, liderada por Iván Correa, hombre de confianza y amigo personal de Lasso.

En el Gobierno anterior, esta tarea la lideró durante varios meses Juan Sebastián Roldán.
La Secretaría a cargo de Correa recibirá todos los reportes de cumplimiento.

Asimismo, se establece que siete ministros y secretarios serán miembros transversales, con voz pero sin voto, en los siete gabinetes sectoriales.

En este grupo están, además de Iván Correa, el secretario Nacional de Planificación Jairon Merchán; el secretario Jurídico Fabián Pozo; el secretario de Comunicación Eduardo Bonilla; así como los ministros de Gobierno, Relaciones Exteriores y Economía.

Un tema que se aclara en el decreto es que todos los asuntos relacionados a proyectos estratégicos prioritarios del Gobierno, así como el seguimiento y resultado a las empresas públicas, estará a cargo del gabinete estratégico. Es decir, estarán bajo el seguimiento del presidente Lasso.

Pese a ello, para la exsecretaria técnica de Planifica Ecuador, Sandra Argotty, en el decreto no se establece con claridad cuáles son las funciones del gabinete estratégico.

En cuanto a los sectoriales, cree que existen áreas que se tratan de manera separada, cuando forman parte del eje social. Por ejemplo, temas de vivienda y cultura.

“Hay que hacer mucha revisión de política pública, de leyes que están vacías, sueltas y no acorde a la realidad”.

Como una disposición transitoria, se dio 30 días de plazo para que los presidentes de los cuatro gabinetes sectoriales creados en el Gobierno de Moreno remitan todos los archivos, actas e informes de gestión relacionados a sus competencias.

Esta estructura de coordinación de la Presidencia ha generado varios criterios, sobre todo, por su conformación.

Para el general en servicio pasivo, Wagner Bravo, el gabinete sectorial de seguridad, liderado por la ministra Alexandra Vela, “tiene más que ver con la seguridad ciudadana, y no con la defensa nacional”.

Teme que por las autoridades que lo conforman, esta instancia le reste funciones al Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe). “Debemos exigir que los temas de seguridad ciudadana, que son de seguimiento, se trate en este gabinete sectorial. Y que los temas de defensa nacional, se traten como corresponde en el Cosepe”.

Suplementos digitales