La remediación en Zaruma se dará por etapas
Corte Constitucional da paso a consulta popular anti…
Robos a locales y asaltos a personas registran cámar…
Remoción de Sofía Almeida, vía rápida para agilizar …
Municipios buscan USD 300 millones en el exterior co…
Ministro de Defensa pidió a la Asamblea definiciones…
Hombre fue hallado sin vida en av. Simón Bolívar, en Quito
La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…

Pasado judicial aún no se exige a los migrantes venezolanos que ingresan por el puente de Rumichaca

Ciudadanos venezolanos ingresan a Ecuador por Rumichaca. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Ciudadanos venezolanos ingresan a Ecuador por Rumichaca. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Ciudadanos venezolanos ingresan a Ecuador por Rumichaca. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Hasta la tarde de este martes 22 de enero del 2019, el personal de Migración que labora en el Puente Internacional de Rumichaca, en Carchi, aún no exigía la presentación de pasado judicial apostillado a los ciudadanos venezolanos.

La entrega de este documento es un nuevo requisito que deberán cumplir los ciudadanos de Venezuela. Así fue anunciado por el Gobierno, el fin de semana, luego del femicidio de Diana Carolina, apuñalada por su expareja, un migrante venezolano, que ahora está detenido.

“Todavía no hay nada por escrito”. Ese esa la única explicación que dan los funcionarios de Migración para no solicitar el récord policial. Según ellos, una vez que exista un documento emitido por el Ministerio del Interior o el Presidente, entonces sí exigirán el documento.

Para los venezolanos que llegan a Rumichaca, el ingreso a Ecuador es todavía fácil. Dice que siente alivio, porque aún no se aplica esa norma.

Wilcor Rodríguez (31 años) llegó la madrugada de este martes a Ecuador. Dice que ha caminado 15 días desde su natal Barquisimeto, en Venezuela, y que mientras estaba en Colombia se enteró de la nueva disposición migratoria. “Muchos han decido quedarse en Colombia, por temor a que no les dejen seguir. Yo, en cambio, quiero llegar a Perú, así que aquí estoy y por suerte me dejaron pasar”.

De unas 15 personas consultadas, solo una dijo poseer el pasado judicial apostillado, pero advirtió que tardó seis meses. Jhon González, de 25 años, dice que no tiene ese documento, pero sí carga una carta de buena conducta emitida por la Policía Nacional de Venezuela. “Si es que uno quiere buscar trabajo es mejor tener todos papeles que demuestren que uno es una buena persona, trabajadora y que no quiere venir a dañar a nadie”.

María de los Ángeles regresó al Ecuador, después de visitar a su familia en Venezuela. Ella también supo que ahora las autoridades iban a solicitarle el pasado judicial, pero cuenta que al ingresar por Migración le sellaron su pasaporte con total normalidad. “Yo me dije: voy con Dios y que me revisen los antecedentes con mi número de cédula. Por suerte, no me pidieron nada”.

Suplementos digitales