México: Hallan a 28 migrantes hacinados en una ambulancia
Alcantarillado sanitario y pluvial es deficiente en …
Mantra retratos para la contemplación
Inseminación casera, una opción de las parejas homop…
Cuerpo de bebé hallado en cárcel fue robado de un cementerio
Un hombre que cenaba en un restaurante de Guayaquil …
Gabriel Boric: ‘Venezuela es una experiencia q…
COE Metropolitano decidirá sobre cambio de alerta en Quito

Seguros de vida entregaron USD 150 millones por covid-19

Imagen referencial. Entre los pocos segmentos que crecieron están vida colectiva y asistencia médica en 5,3 y 1,6%, respectivamente. Foto: Pixabay

En el último año, el seguro de salud privado dejó de ser algo suntuario para convertirse en un gasto prioritario para los ecuatorianos.

El consumidor coloca ahora como prioridad la salud familiar por encima, por ejemplo, del aseguramiento vehicular.

Luego de ver que, por efectos de la pandemia del covid-19, el sistema de salud público sufrió un colapso, las personas entienden ahora la importancia de cubrirse frente a eventuales riesgos personales.

Esa es la lectura del secretario de la Federación de Empresas de Seguros (Fedeseg), Patricio Salas. “El seguro de salud y de vida pasó de ser un artículo suntuario, a un insumo básico en la canasta familiar”, dijo.

La Fedeseg calcula que unas 200 000 personas cuentan actualmente con un seguro de salud y unas 4 millones están cubiertas con algún tipo de cobertura de vida, de accidente o de desgravamen que, por ejemplo, se obtiene al acceder a un crédito a fin de proteger el patrimonio de la familia.

Si bien el mercado asegurador ha sido uno de los golpeados por la pandemia, los cambios del consumidor suponen una oportunidad a mediano y largo plazo para el sector.

Según la Fedeseg, hasta agosto, la venta de primas sumó USD 1 084 millones, un 4% menos que el mismo período del 2020, cuando se inició la crisis sanitaria.

Entre los pocos segmentos que crecieron están vida colectiva y asistencia médica en 5,3 y 1,6%, respectivamente.

Pero así como subieron las ventas las reclamaciones por siniestros también se incrementaron. Salas detalló que desde marzo del 2020 hasta agosto de este año se han atendido 15 000 casos de fallecidos relacionados con covid-19, cifra que equivale a unos USD 150 millones pagados como parte de seguros de vida.

En seguros de vida, por ejemplo, de cada USD 100 que se vende, USD 80 se devuelven a los clientes por reclamaciones de siniestros.

Se trata de la cifra más alta en la historia de los seguros en Ecuador, según Fedeseg. Por ejemplo, en el 2019 se devolvía solo entre USD 39 y 44.

Esta alta demanda ha impactado en retrasos en los pagos. El resto que queda es para cubrir costos y otros gastos.

Un segundo cambio en el comportamiento del consumidor es la búsqueda de nuevos productos. María Isabel González, directora de Marketing de Seguros Equinoccial, explicó que desde marzo del 2020 hubo un mayor interés en el aseguramiento para mascotas, para temas de educación y para el patrimonio.

Estos productos pesan, actualmente, al menos el 20% de las ventas dentro de la firma.

La firma lanzó el 2020 PetSafe, que cubre gastos veterinarios y otros aspectos para mascotas. En lo patrimonial, dijo González, se disparó el interés cuando las personas empezaron a retornar a los trabajos. “Las familias querían asegurar los bienes de sus casas ante la ola de inseguridad”, indicó.

Un tercer cambio es que el cliente busca servicios económicos. Las aseguradoras apuntan a captar un mayor universo de clientes enfocándose en un segmento de personas con ingresos mensuales menores de USD 1 000. Ellos se quedaron sin empleo o sufrieron reducciones salariales, señala Ignacio Saubidet, gerente de la empresa Asesores de Seguros.

Él asegura que un 30% de clientes bajó su cobertura para costear las cuotas dentro de una opción de “microseguros”. Por esto las mensualidades pueden ir desde USD 19.

“Los microseguros están desarrollándose y lograrán captar el segmento de menores recursos con protecciones de salud y vida”, coincidió Francisco Caiche, director de la firma Latina Seguros.

Suplementos digitales