Lasso pronunciará, este 24 de mayo, su informe tras …
Colores del Ecuador alumbran España, México y Austra…
Cierre y vías alternas por deslizamiento en la Alóag…
Conozca los desvíos en el centro de Guayaquil este 2…
Se registran cierres viales por actividades del Bicentenario
Estas son las restricciones del Pico y placa del 24 …
Si tiene infección respiratoria aguda es preferible …
Seguridad ciudadana: La deuda pendiente del Gobierno…

Nueva caída de rocas y barro sufrió el OCP; reparación tardará unos 10 días

Personal técnico de la empresa transportadora calcula que la reparación del oleoducto demandará de entre siete y 10 días aproximadamente. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El lunes 31 de enero el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) sufrió un nuevo daño en el ducto cercano a la rotura del KP 96 – 97 registrada el viernes pasado en San Luis, sector de Piedra Fina, provincia de Napo.

Esta vez se produjo un desprendimiento de rocas y barro lo cual extenderá los tiempos de reparación entre siete y 10 días, informó la empresa OCP en un comunicado emitido este martes 1 de febrero de 2022.

OCP Ecuador dijo que la operación del oleoducto está suspendida a causa de la rotura de la tubería y posterior derrame de crudo ocurrido el 28 de enero. Señaló también que el nuevo evento menor ocurrido ayer no generó nuevas roturas. “Se trata de afectaciones que requieren intervención para lograr una operación segura”.

“Las tareas de reparación de la tubería se iniciaron de forma inmediata, se trabajará en turnos de 24 horas para restituir el servicio de transporte lo antes posible”, afirmó Jorge Vugdelija, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

Personal técnico de la empresa transportadora calcula que la reparación del oleoducto demandará de entre siete y 10 días aproximadamente.

“Es compromiso de OCP Ecuador tener los más altos estándares de operación y precautelar el cuidado del ambiente, se harán todos los esfuerzos necesarios para reiniciar nuestra operación”, expresó Vugdelija.

OCP dijo que continúa trabajando en tareas de limpieza y remediación de la zona afectada tras la rotura del oleoducto ocurrida el 28 de enero, así como la atención a las comunidades afectadas por el evento de fuerza mayor.

Mientras tanto, el ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Juan Carlos Bermeo, fue citado este martes 1 de febrero en la Comisión de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Asamblea Nacional. Ahí señaló que fueron 6 000 barriles derramados por la rotura del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), el pasado 28 de enero en el sector de Piedra Fina. Aseguró que ya se recogieron 5 000 barriles.

“El proceso erosivo del río Quijos ha alterado las condiciones de las riberas, lo cual ha provocado la pérdida de sustentación de los taludes y ha producido inestabilidad en la zona”, sostuvo el funcionario. “En esta zona la topografía es compleja, esto complica las tareas de construcción de la variante. Las oportunas acciones que se realizaron en el mes pasado permitieron evitar un derrame de crudo en la zona”.

Bermeo aseguró que el Comité de Crisis ha tomado algunas acciones como por ejemplo pedir a OCP Ecuador que despliegue todo su equipo técnico para la contención y recolección del crudo”.