22 de August de 2012 23:58

Makita Kuk atendió desde la vereda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con su libreta de ahorros llegó Blanca Maridueña a la matriz de la cooperativa Makita Kuk, situada en Bastión Popular, en el noroeste de Guayaquil.

Ella fue recibida afuera de la agencia por Alexandra León, jefe de Cobranza de la organización. De pie, en la vereda, León receptaba desde las 13:20 las copias de la libreta y recibos de pago, entregados por los recaudadores de la cuota para el ahorro diario.

Esos son los únicos documentos que se solicitan para conciliar la información con la registrada en el sistema informático de la cooperativa. Pero por si acaso, Maridueña llevó más papeles, entre esos, la copia de la cédula de identidad. Viajó desde Milagro (Guayas) para cumplir con el anuncio de un día antes de la interventora, Cecilia Castro, de acercarse para actualizar datos.

Solo que recién en ese momento conoció que también podía ir a la agencia del cantón donde vive. Maridueña, dueña de seis tiendas en Milagro, dijo que hace seis años le alquila locales a la cooperativa. “Yo quería hablar con César, el hijo del dueño, yo los conozco y confío en ellos”, sostuvo.

Cerca de 40 ahorristas, entre ellos comerciantes de mercados minoristas y mayoristas, servidoras domésticas, taxistas y amas de casa, llegaron hasta cerca de las 15:00. Poco antes de esa hora, se instaló una mesa para la atención de los ahorristas.

Las puertas de la cooperativa, entre tanto, se abrían esporádicamente para la entrada o salida de algún empleado que operaba dentro con personal que llegó con la interventora. Las puertas no fueron abiertas para atender a los cuenta ahorristas.

María Carrillo, vendedora ambulante, cumplió con el requisito. Y afirmó que solo quiere recuperar su dinero y olvidarse de este problema de la cooperativa. Ella anhela recuperar los USD 1 800 que ahorró en varios meses.

Otros en cambio son más optimistas. Miguel Guamán, comerciante de víveres, es otro de los socios que está a la espera de resultados, tras el cierre de la cooperativa, el pasado 9 de agosto. Dijo que aún confía en los directivos de Makita Kuk.

En las puertas de la institución se publicó un cronograma, en donde se indica que desde hoy la atención será por orden alfabético. Hoy y mañana deben presentar documentos las personas cuyo apellido empiece con la letra A. El lunes con la B y así hasta el 17 de septiembre.

La interventora Cecilia Castro, quien acudió a la cooperativa a conocer cómo se encontraba el proceso, informó que al finalizar el levantamiento de la información se entregarán “resultados de carácter contable, que serán cotejados con los estados financieros que entregó la empresa”.

Para ello, se basan en los balances del último semestre.

El proceso en los demás cantones (Daule, Balzar, El Empalme, Yaguachi, El Triunfo, Durán y Milagro, en Guayas; y Babahoyo, en Los Ríos) será similar, aunque sin cronograma.

Un día antes, el martes, Castro citó a los socios para darles a conocer cómo se organizarían para lograr la devolución de los ahorros. Más de 500 acudieron a la convocatoria. En medio de la incertidumbre se preguntaban si recuperarían su dinero. Castro pidió“30 días para darle una respuesta seria y fehaciente” .

Ese día los gritos y pedidos venían de todos lados, la gente se aglomeraba, alzaba sus libretas y coreaban: “¡Queremos que nos devuelvan nuestro dinero!”.

Afuera de la matriz en Bastión Popular, un patrullero de la Policía Nacional, con dos oficiales, resguarda el lugar.

[[OBJECT]]


El proceso

El fiscal  de Asuntos   Indígenas,  Pedro Chango, se reunió ayer con la subsecretaria del MIES, Peggy Ricaurte, para coordinar el trabajo que se efectúa con la interventora de Makita.

14 bienes a   nombre de la cooperativa fueron identificados en  cantones de la Costa y Sierra.  

Cerca de 17 000  cuenta ahorristas están registrados en la cooperativa, según el fiscal Chango. La organización contaba con USD 1,1 millones en ahorros de sus socios.  

Otros ejecutivos  de la cooperativa, además del gerente, serán citados a rendir su versión.

Punto de vista

Nelson Calero, comerciante

Hace seis años ahorro en la cooperativa Makita Kuk. Actualmente, tengo  USD 1  500  guardados, pero en otras ocasiones mis ahorros han llegado hasta los 25 000 y 30 000. He ahorrado esa cantidad porque confío mucho en esta institución que me ha ayudado en mi actividad como comerciante.  Doy fe y reconozco que la gente que maneja la cooperativa es gente seria. Yo trabajo en el mercado mayorista de Transferencia de Víveres   de Montebello y la plata que ahorraba la volvía a invertir. Es una pena lo que le sucede a Makita. Hace un año hice un crédito de  USD 5 000  que logré pagar en tres meses. En caso de que la cooperativa se recupere yo volvería a ahorrar.

María Guamán, comerciante

Soy una mujer enferma, que estaba ahorrando junto a mi familia para mi  salud.Tengo una cuenta con USD 7 000 a plazo fijo, que debía retirar en ocho  meses y me iban a pagar USD 270  en intereses. En otra libreta tengo 2 000. Con ese dinero quería operarme de una enfermedad que tengo al hígado desde hace dos años . Ahora  ya no cuento con esa plata, ni siquiera me puedo comprar los medicamentos para el tratamiento que es muy costoso. Espero que se haga justicia y nos ayude n, porque somos personas pobres y no es justo que se nos quite el fruto de nuestro trabajo diario de la noche a la mañana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)