Ministro de Defensa: ‘Necesitamos estrategia regiona…
Nuevo espacio en el relleno de El Inga durará hasta …
Los teatros sacan sus obras al aire libre en Guayaqu…
Alumnos están interesados en una modalidad híbrida
Seguros Sucre deberá cubrir siniestros de pólizas vi…
Coyoteros apuntan a ciudadanos venezolanos desde Ecuador
Texas permitirá el libre porte de pistolas sin neces…
Copias de cédulas, certificado de votación u otros d…

Tres factores explican un menor crecimiento de la economía en el 2021

El sector comercial impulsó estrategias como el Back Friday para levantar ventas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El sector comercial impulsó estrategias como el Back Friday para levantar ventas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La recaudación de IVA no se ha recuperado. El sector comercial impulsa descuentos para levantar ventas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La recuperación económica de Ecuador será una de las más lentas de América Latina. Así lo señaló ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su nuevo informe ‘Perspectivas Económicas Globales’.

De acuerdo con sus previsiones, el país crecerá en este 2021 un 2,5%, mientras que el promedio de América Latina será del 4,6%.

La cifra para el Ecuador es menos optimista que la difundida en diciembre pasado, cuando el organismo había calculado un crecimiento del 4,8% para este año.

Para el analista económico Fausto Ortiz, este ajuste en la proyección se debe a que la economía no tuvo una caída tan drástica en el Producto Interno Bruto (PIB), como el FMI pronosticó.

“Los números no están desconectados, una gran caída en el 2020 se traducía en un gran rebote en el 2021”. Inicialmente había previsto una caída del 9,5%, pero ahora dice que cerró en 7,5%, muy cercana a la cifra publicada por el Banco Central en este mes, del 7,8%.

¿Cómo afecta esto a la actividad económica de la gente? Según Ortiz, a América Latina le tomará dos años salir de la crisis para volver al ritmo del 2019, antes de la llegada del covid-19.

“En cambio, al Ecuador le tomará más de dos años, unos cuatro, y si vemos bien, lo que dice el FMI es que en el 2022 estamos recién a mitad de camino de la recuperación de la caída del PIB del 2020”.

Para el 2022, el Fondo observa que el PIB podría crecer en términos modestos, del 1,3%.

En su informe, el organismo también advierte que las perspectivas a más largo plazo “siguen dependiendo de la trayectoria de la pandemia”. A excepción de Chile, Costa Rica y México, Ecuador está entre los países que “no han obtenido suficientes vacunas para cubrir a sus poblaciones”. Adicionalmente, ahora ocho provincias tienen restricciones, a través de un toque de queda que finaliza el viernes.

“Mientras más rápido podamos ir soltándonos de la pandemia, más rápido se mueve la economía”, agregó Ortiz.

Para José Emilio Vásconez, analista de sociología económica, una forma de acelerar esa recuperación es potenciando el gasto público a través de transferencias monetarias.

“Es dinero que sale del Estado y va a las familias, quienes van a usarlo para consumir”. En su criterio, lo que el Estado debe hacer es aumentar el consumo de los hogares.

Esas políticas suponen un desafío en medio de la crisis fiscal. El Gobierno solo recibió en el primer trimestre USD 452 millones, la mitad fueron recursos del BID y el resto de gobiernos.

Esto significa la tercera parte de lo que percibió en iguales meses del año 2020.Además, la caja fiscal registró una caída de ingresos del 22% entre enero y marzo de este año, comparado con igual período del 2020.

La recaudación de impuestos cayó 7% en el trimestre, sobre todo del impuesto al valor agregado (IVA), que refleja la evolución de ventas. Esa cifra muestra que la actividad productiva aún no se ha recuperado.

El Gobierno ha tratado de inyectar liquidez en la economía a través de un mayor gasto social, con dinero de organismos multilaterales como el FMI, el BID y el Banco Mundial, que financian un programa económico con el país, pero cuya continuidad dependerá del próximo Gobierno.

El 22 de marzo, el presidente Lenín Moreno firmó tres decretos ejecutivos -1277, 1278 y 1279- en los cuales se ordena el desembolso de bonos entre USD 60 y 500 para familias pobres, desempleados y trabajadores en la primera línea de atención del covid-19.

Para Andrés Robalino, presidente de los Industriales de Cuenca, la situación económica del país no está encadenada únicamente al efecto de la pandemia, “se comenzaron a sentir los efectos negativos tras el levantamiento de octubre del 2019”.

Robalino es escéptico sobre el crecimiento económico de este año “si no se corrigen temas de fondo”.

Entre estos, y en el sector productivo, dice que se necesita mejorar la competitividad del sector manufacturero.

“Esto debe ir de la mano con una reforma a la ley laboral, mejores sistemas de financiamiento (menores tasas y mayores plazos)”, dijo.