16 de August de 2011 08:45

Fitch confirma nota "AAA" de Estados Unidos, con perspectiva estable

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Fitch Ratings, la menor estadounidense de las tres grandes agencias calificadoras de deuda, confirmó este martes que, en su opinión, Estados Unidos sigue siendo solvente y le mantuvo su nota AAA, la mejor posible.

La agencia tomó una decisión contraria a la de su rival, Standard & Poor's (S&P) , que degradó a AA+ la nota de la deuda de Estados Unidos a principios de mes, provocando el caos en los mercados financieros.

Mientras que S&P considera la posibilidad de una nueva degradación de la nota del país, Fitch declaró que no piensa modificar su calificación en el mediano plazo.

Para Fitch, "los pilares claves de la excepcional capacidad de pago estadounidense permanecen intactos: su papel de pivot en el sistema financiero global y la flexibilidad, diversidad y riqueza económica que proporcionan sus bases de ingreso".

El departamento del Tesoro estadounidense reaccionó a la decisión de Fitch, estimando que la nota de solvencia financiera máxima es merecida pero advirtió "hasta que punto es importante que el Congreso tome medidas adicionales para atacar los desafíos que plantea nuestra situación presupuestaria a largo plazo".

Fitch estimó que la primera potencia mundial es capaz de reaccionar a las crisis gracias a la flexibilidad de su política monetaria así como de sus tasas de cambio, y que el país recuperará el ritmo y que su crecimiento podrá superar su priomedio de largo plazo antes de estabilizarse en más de 2,25% anual.

La agencia subrayó sin embargo que podría verse obligada a considerar una eventual degradación de la nota AAA de Estados Unidos si el comité parlamentario bipartidista, cuyas conclusiones se esperan para fines de noviembre, no logra un acuerdo creíble de reducción de la deuda pública.

Standard & Poor's degradó el 5 de agosto la nota de solvencia de Estados Unidos a AA+, lo que significa que sigue siendo un emisor de calidad, cuya capacidad para reembolsar sus deudas está protegida de los cambios en la coyuntura.

S&P justificó su decisión por los "riesgos políticos" que existen, según la agencia, de que el país tome medidas insuficientes para combatir su déficit presupuestario. Para la califiadora, el debate político sobre la cuestión no está a la altura de los problemas que resultan de una deuda de más de 14,5 billones de dólares en la actualidad.

Con sedes en Nueva York y Londres, Fitch Ratings es una filial de Fimalac, sociedad de participación del francés Marc Ladreit de Lacharriere.

La tercera agencia calificadora más importante, Moody's, indicó el 7 de agosto que mantiene su calificación de AAA para Estados Unidos, pero que no excluye la posibilidad de degradar la nota. Uno de sus funcionarios dijo sin embargo que tal decisión era por el momento "prematura".

La decisión de S&P -resultado de un ambiente de incertidumbre sobre la viabilidad de crecimiento económico de Estados Unidos y Europa, así como de los problemas ligados a la deuda de ciertos países del viejo continente- sembró el caos en las bolsas mundiales durante varios días.

Paradójicamente, esta nueva tormenta financiera confirmó el estatuto especial del que beneficia Estados Unidos, ya que numerosos inversionistas buscaron refugio en las obligaciones del Tesoro estadounidense.

Es lo que dijo Fitch el martes: "las emisiones del Estado federal estadounidense continúan siendo la referencia mundial, ya sea por el dólar o por las obligacioes del Tesoro, y en consecuencia, el país beneficia de una extraordinaria flexibilidad financiera y una gran tolerancia con respecto a la deuda".

Fitch prevé que la relación deuda pública-PIB de Estados Unidos, que se acerca a 100%, se estabilice en 105% entre 2016 y 2020, un nivel "más alto que el de todo otro Estado actualmente calificado 'AAA' ".

La agencia advirtió que este es el límite máximo que permitiría al país conservar esta nota.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)