Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 
Siniestro de tránsito ocurrió en la autopista Genera…
En cinco años se han destruido 55 315 armas de fuego…
Un catamarán fabricado en Santa Elena navega en San Pablo
El carnet es obligatorio en Santo Domingo de los Tsáchilas
Viva las fiestas de forma segura con estas recomendaciones
Nuevos jueces anticorrupción resolverán 44 tipos de delitos

Así funcionará el cambio propuesto por el Gobierno al pago de utilidades

Imagen referencial. Actualmente, las empresas en Ecuador pagan a trabajadores y extrabajadores un monto por utilidades. Foto: Pixabay

A finales de este mes de septiembre se conocerá los detalles de la Ley de Oportunidades Laborales que prepara el Gobierno para fomentar el empleo en el país, así lo adelantó el ministro de Trabajo, Patricio Donoso, en una entrevista radial.

Entre los pocos puntos que, hasta ahora, se han dado a conocer de la nueva normativa, el reparto del 15% de las utilidades entre el total de los trabajadores sin incluir a las cargas familiares genera dudas entre expertos y dirigentes sindicales.

Actualmente, las empresas en Ecuador pagan a trabajadores y extrabajadores un monto por utilidades. Este corresponde al 15% de las ganancias líquidas de las compañías en el año, este porcentaje se divide, en el 10% para todos los colaboradores y el 5% para las cargas familiares, que son los cónyuges e hijos menores de edad o los que tienen algún tipo de discapacidad.

A continuación, se presenta un ejemplo del efecto que puede tener la reforma. En ese caso, se observa que los trabajadores percibirían una utilidad más alta por cada uno de ellos, sin importar si tienen hijos. Sin embargo, quienes tienen hijos con discapacidad o madres solteras se quedarán sin esa ayuda económica y recibirán un monto menor. 

Para la abogada Vanessa Velásquez, experta en temas laborales, este cambio en la normativa sería un desacierto del Gobierno. “Creo que se pierde el sentido social de la norma. El Derecho Laboral es eminentemente social, busca proteger a los trabajadores. Un reparto así sería menos equitativo con respecto a las necesidades de los trabajadores”, dijo.

Además, señaló que, a simple vista, este cambio no tendría ningún beneficio para los empleados, tampoco se explica cuál es el objetivo de esta modificación. Más bien serían perjudicados las madres solteras o padres que tienen a su cargo varios hijos y que por ende tienen más necesidades.

“Ese anuncio no tiene lógica social, ojalá leyendo el texto de la ley conozcamos la razón del cambio o a su vez, si va a existir algún tipo de incentivo para complementar la norma”, señaló. Para la experta, la Ley de Oportunidades Laborales todavía es un enigma y se desconoce cómo va a funcionar.

Para Gabriel Recalde, director del Centro de Estudios de la Política Laboral, el cambio en el reparto de las utilidades no tiene sentido, porque no soluciona los problemas laborales del país. “Este cambio no genera más empleos, que es lo que busca este Gobierno. Se debería repensar el sistema de contratación individual en el Ecuador, sobre eso deberíamos estar debatiendo”, señaló.

Además, recordó que el numeral 8 del artículo 11 de la Constitución establece que los derechos son progresivos y no regresivos, este cambio en el reparto sería un retroceso, dijo.

Los dos expertos coinciden en que las empresas tampoco se verán beneficiadas con este cambio, ya que deberán seguir entregando el 15% de utilidades que los trabajadores.

Mesías Tatamuez, presidente nacional del Frente Unitario de Trabajadores FUT, señaló que la modificación en el reparto de las utilidades sería un error y además sería injusto para las esposas y los hijos menores de edad de los trabajadores, que tienen derechos.

Asimismo, señaló que hasta ahora no se ha podido conocer el contenido del proyecto de ley y que la organización que preside está dispuesta a dialogar con las autoridades sobre la normativa.

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, ha defendido el cambio al señalar que se busca igualdad entre los trabajadores.

Suplementos digitales