18 de August de 2011 12:15

Las bolsas europeas se desploman por temores de recesión y malos datos de EE.UU.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las bolsas europeas vivieron hoy una nueva jornada negra con pérdidas de hasta más de 6% lastradas por nuevos temores a una recesión económica mundial y unos datos decepcionantes en Estados Unidos (EE.UU.), que se sumaron a la persistente preocupación por la crisis de la deuda en Europa.

La Bolsa de Milán lideró la caída de esta jornada negra, con unas pérdidas del 6,15%, seguida por la de Fráncfort, que se dejó 5,82%, su mayor descalabro desde noviembre de 2008.

París cedió por su parte 5,48%, Madrid 4,70%, Londres 4,49%, Amsterdam 4,47%, la bolsa suiza 4,15%, Lisboa 4,12% y Atenas 3,38%.

Hacia esta misma hora en Nueva York, Wall Street seguía la misma tendencia: -3,87% para el Dow Jones y -4,52% para el Nasdaq tras un dato estadounidense desastroso sobre la actividad industrial.

Los valores bancarios resultaron particularmente afectados tras publicación en el Wall Street Journal de que la Fed está preocupada por la capacidad de las filiales norteamericanas de bancos europeos de mantener un nivel adecuado de liquidez en caso de que sus casas matrices se vean forzadas a repatriar capitales.

Ante este desplome generalizado e impulsado por su condición de valor refugio, el oro superó por primera vez el jueves los 1.825 dólares la onza, para establecer un nuevo récord a 1.826,10 dólares.

“Vuelve a haber una ola de pánico en los mercados”, explicó a la AFP Ian O'Sullivan, analista de la compañía británica Spread Co.

Los mercados, que temen sobre todo una nueva recesión económica mundial, continuaron indiferentes a las medidas anunciadas el miércoles por Alemania y Francia un día después de la cumbre Sarkozy-Merkel sobre la crisis de la deuda europea destinada esencialmente a tranquilizarlos.

Confirmando los temores de recesión, los analistas de Morgan Stanley revisaron a la baja su previsión de crecimiento mundial para 2011 (3,9% contra 4,2% previamente) y 2012 (3,8% contra 4,5%) , y especialmente la de la zona euro, a 1,7% este año y 0,5% el próximo.

“Nuestras previsiones revisadas muestran a Estados Unidos y a la Eurozona rondando peligrosamente la recesión”, estimaron los especialistas.

Sin embargo, el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, dijo este jueves en Oslo que no hay “ninguna nueva recesión” a la vista en la Eurozona, pese a la desaceleración del crecimiento económico.

Los esperados datos económicos procedentes de Estados Unidos tampoco ayudaron a calmar el nerviosismo de los inversores, especialmente el índice de la actividad industrial en la región de Filadelfia (este).

Este cayó casi 34 puntos con respecto a julio, para establecerse en -30,7, su mínimo desde marzo de 2009, cuando Estados Unidos se hallaba aún en recesión.

Además, los precios al consumo se incrementaron un 0,5% en julio, más de lo que preveían los analistas, y las nuevas inscripciones para recibir el subsidio por desempleo también aumentaron en la segunda semana de agosto.

Al iniciar una visita de cinco días a China, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, estimó sin embargo que la “estabilidad económica del mundo depende en gran medida de la cooperación entre Estados Unidos y China”.

“Afecta a todos los países, desde tu vecino hasta el norte hasta Argentina en el extremo sur de Sudamérica. En mi opinión es clave para la estabilidad económica global”, agregó en una reunión con su homólogo chino Xi Jinping, cuyo gobierno está preocupado por el enorme endeudamemiento estadounidense.

Las bolsas de Asia también habían cerrado todas en rojo. Tokio perdió 1,25% -su peor resultado desde el 15 de marzo- debido a la inquitud que despierta la subida del yen frente al dólar y el euro, lo que perjudica las exportaciones de las empresas niponas.

Hong Kong perdió 1,34%, Seúl 1,70%, Shanghai 1,66% y Sídney 1,22%.

“Con el crecimiento en algunas economías avanzadas cerca de su punto mínimo hay un riesgo creciente de que algunas economías puedan volver a caer en recesión”, estimó Lee Hardman, economista del Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

“La economía japonesa no será inmune a la desaceleración mundial dada su fuerte dependencia de la demanda externa”, agregó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)