7 de octubre de 2019 00:00

Municipio de Quito sancionará a choferes que no circulen este lunes 7 de octubre

La mañana del domingo 6 de octubre del 2019 se registró un escaso servicio de buses en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La mañana del domingo 6 de octubre del 2019 se registró un escaso servicio de buses en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 44
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 69
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al cumplirse el segundo día del levantamiento del paro de los transportistas, la movilización urbana seguía irregular en Quito, Guayaquil, Cuenca y otras urbes ayer domingo 6 de octubre del 2019. En las carreteras del país, en la movilización interprovincial e intercantonal tampoco se sintió una normalización, porque algunas vías permanecían cerradas en protesta por las medidas económicas que anunció el Gobierno.

Luego de que el Ministerio del Gobierno y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) definieran el cálculo para aumentar las tarifas de los pasajes -con un tope de USD 0,10 para el transporte urbano y de 32% para los buses interprovinciales- en algunas unidades del país ya implementaron un incremento, sin aprobación de la autoridad municipal.

Así, en Guayaquil de USD 0,30 se cobró USD 0,40. En Quito, de USD 0,25 se elevó el precio a USD 0,35. En Santo Domingo de los Tsáchilas, la usuaria Mariana Bedoya señaló que le cobraron USD 0,40. Diez centavos más que la tarifa vigente. “Cuando reclamé me dijeron que si no estaba de acuerdo debía unirme al paro”.

Ambato fue la primera ciudad que autorizó el incremento. La tarde de ayer, el alcalde, Javier Altamirano, confirmó que se acogen al decreto Nº 77 de la ANT y que el valor del pasaje pasará de USD 0,30 a 0,40.

“Aclaramos que esta es una disposición y resolución del Gobierno Central. Insto a las autoridades para que nos brinde las garantías y podamos acatar estas disposiciones en el estado de excepción”, dijo.

Las perspectivas de una mejor movilización en Quito para hoy no son óptimas. Conductores de la Cooperativa Transperiféricos, que une Carapungo (norte) y Quitumbe (sur) por la avenida Simón Bolívar, tenían a mano la resolución que firmada el sábado por el Directorio de la ANT, para cobrar los 10 centavos extras. Durante el operativo que llevó a cabo la Agencia Metropolitana de Tránsito, los agentes les aclararon que no se trataba de una autorización, pues la decisión compete al Municipio.

Frente a la aclaración y al no saber cuánto tardará el Municipio en definir la tarifa, Luis Chávez, gerente de la compañía, señaló que hoy se reunirán para decidir si brindan el servicio o no. Aseguró que no les conviene circular con el mismo costo del pasaje.

El Concejo Metropolitano se reunirá entre hoy y mañana para tratar las tarifas, sin embargo, ya tomó apuntes de la ausencia de unidades en las calles. La Secretaría de Movilidad capitalina emitió ayer un comunicado en el que anuncia que, al “no prestar el servicio público de pasajeros, en consecuencia, al amparo de (...) la Ley Orgánica de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial”, hoy “se iniciarán los procesos administrativos sancionadores para la suspensión o revocatoria de los contratos de operación”.

En Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri decidió deslindarse del tema.La noche del sábado 5 de octubre del 2019 emitió un comunicado en el que informaba que se abstenía de ejercer la competencia municipal y que la subida de pasajes debía ser fijada por el Gobierno Nacional, pues las circunstancias le impiden definir una tarifa “autónoma”.

El Municipio y la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) no han autorizado el incremento de tarifas del transporte urbano, señaló la Alcaldesa. “El Gobierno subió los combustibles, dispuso la subida de pasajes y debe definir la tarifa con la competencia que tiene en sus manos, amparados en el decreto de excepción”.

Viteri escribió en Twitter: “Estamos en desacuerdo con la subida del pasaje de transporte público y de carga, porque afecta al bolsillo del pobre y aumenta el costo de la vida”.

La decisión municipal responde a una postura del Partido Social Cristiano (PSC). Ayer, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Gabriel Martínez, le envió un mensaje público por Twitter a Andrés Roche, gerente general de la ATM porteña. “Ustedes subieron el pasaje en el 2016, sin ningún incremento del diésel. Lo responsable es ajustar la tarifa, el resto es demagogia”.

En Cuenca, tanto buses como taxis operaban ayer, aunque con poca demanda de pasajeros. Sin embargo, la Cámara de Transporte espera dialogar esta semana con el alcalde Pedro Palacios. El pasaje vale USD 0,30 y esperan lograr el incremento tope que “justifica” la ANT, según la resolución del sábado, es decir, los 10 centavos.

El Municipio de Cuenca informó ayer (6 de octubre del 2019) que no se incremetarán los pasajes hasta tener el debido estudio técnico.

En cambio, en Santo Domingo de los Tsáchilas, el alcalde Wilson Erazo emitió un comunicado en que informó que el pasaje se mantendrá en los USD 0,30 hasta que quede terminado el análisis técnico para determinar el nuevo valor.

Esa decisión también regiría para el servicio de taxis. Sin embargo, Iván Pallarozo, dirigente de la cooperativa de buses urbanos Transmetro, informó que el sábado los dirigentes de buses y taxis del cantón se reunieron con el Alcalde para definir una nueva tarifa. “Llegamos a un acuerdo de subir el pasaje a USD 0,40 y regirnos a la resolución de la ANT de cobrar USD 0,15 a estudiantes, niños y grupos vulnerables”.

En las terminales de los buses provinciales, el panorama no era el mejor. Si bien desde la suscripción de la resolución del Directorio de la ANT pueden cobrar el incremento, pocas unidades que partieron hacia los destinos acostumbrados por el cierre de las vías.

Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros, dijo que tienen voluntad para salir a las rutas, pero requieren de seguridad para hacerlo.

“Hicimos clara nuestra posición de levantar el paro. Pero también dijimos que el Estado debe prestar las garantías. Sin embargo, hemos constatado que las vías están cerradas” para una normal operación, dijo el dirigente.

Las clases en la Sierra se mantienen suspendidas

En el país hay alrededor de 4,4 millones de niños y adolescentes en planteles públicos y privados. De ellos: 1,9 millones estudian en el régimen Sierra y Amazonía, que empezó el nuevo ciclo la primera semana de septiembre.

En un comunicado, anoche la Secretaría de Comunicación informó que han decidido mantener suspendidas las clases este lunes, en la Sierra. La medida se mantiene desde el jueves 3, cuando Vinicio Baquero, ministro de Educación subrogante, lo dispuso por el paro de transportistas. “En virtud de garantizar la seguridad y precautelar la integridad” de los chicos, dicen. Evaluarán la situación las próximas 24 horas.

Vinicio Aldaz, en representación de los gremios de colegios privados, señaló que seguirán las órdenes de la autoridad educativa, pero dijo que están listos para poner en marcha los planes de emergencia de cada plantel.

A las 15:13, la Secretaría de Educación Superior (Sene­scyt) envió un comunicado. En el marco de la autonomía universitaria y del estado de excepción, recomendó a las instituciones realizar un análisis de seguridad y movilidad de cada provincia para retomar las actividades, teniendo como prioridad la integridad del estudiante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (10)