Armada detuvo lancha artesanal ‘sospechosaR…
El precio de la energía en España sube un 4% y los c…
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros

La Policía de Texas crea un ‘muro de acero’ de patrullas en Del Río mientras los federales continúan repatriando haitianos

Hasta 15 000 migrantes, muchos de ellos haitianos, han cruzado el Río Grande en busca de asilo en los últimos días, según el alguacil del condado de Val Verde, Joe Frank Martínez. Foto: Twitter / Texas DPS

A medida que los agentes de inmigración continúan transportando a más de los miles de migrantes acampados en esta ciudad fronteriza de Texas, Estados Unidos, a otros centros de procesamiento o de regreso a sus países de origen, los agentes estatales crearon un “muro de acero” de vehículos de patrulla para desanimar a más personas de cruzar el Río Grande a un campamento debajo del puente internacional Del Rio.

Hasta 15 000 migrantes, muchos de ellos haitianos, han cruzado el río en busca de asilo en los últimos días, pero el martes, 21 de septiembre del 2021, por la mañana ese número se había reducido a un estimado de 6 200 acampando debajo del puente, según el alguacil del condado de Val Verde, Joe Frank Martínez.

No está claro cómo los funcionarios deciden a qué migrantes se les permite solicitar asilo y cuáles son trasladados de regreso a sus países de origen. Pero en una parada de autobús en una estación de servicio aquí, muchos migrantes fueron admitidos en el país, mientras las solicitudes de asilo están pendientes para familias con niños pequeños y mujeres embarazadas.

Muchos de ellos tenían boletos amarillos numerados y dijeron que los agentes de la Patrulla Fronteriza los clasificaron por boletos de colores: Amarillo para grupos que incluyen mujeres embarazadas, azul para familias con niños y rojo y verde para hombres y mujeres solteros.

“Probablemente se les dará un aviso a los que tienen hijos para que se presenten (en la corte de inmigración), y luego a los demás… no sé qué van a hacer”, dijo Martínez.

En el río, dijo Martínez, hay 700 policías estatales patrullando cerca del campamento de migrantes y alrededor de la ciudad mientras los agentes de inmigración trabajan para sacar a los migrantes de debajo del puente.

Algunos están siendo enviados a otros centros de procesamiento de inmigrantes en El Paso, Laredo y Weslaco, dijo Martínez.

World Central Kitchen, una organización sin fines de lucro que proporciona alimentos a las personas generalmente después de desastres naturales, ha comenzado a preparar alimentos para los migrantes restantes.

El domingo 19, el jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Raúl L. Ortiz, nativo de Del Río, dijo que no había más migrantes cruzando el río hacia el campamento. Un portavoz de la Patrulla Fronteriza no respondió a un correo electrónico preguntando si se han producido más cruces desde entonces.

Martínez dijo que los números han disminuido, pero que alrededor de 50 familias o personas recibieron boletos el 21 de septiembre por la noche.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, le dio crédito al “muro de acero” de los vehículos del Departamento de Seguridad Pública por detener a los migrantes.

“Un día hubo innumerables personas que cruzaron la frontera, y ese mismo día el Departamento de Seguridad Pública de Texas colocó todos estos vehículos del DPS”, dijo Abbott durante una conferencia de prensa cerca del campamento el martes. “Y de repente, en un instante, la gente dejó de cruzar la frontera en este lugar. Esa estrategia está funcionando”.

Una imagen satelital distribuida por Maxar Technologies muestra a cientos de migrantes junto al Puente Internacional en la frontera entre México y Estados Unidos cerca de Del Rio, Texas, Estados Unidos, 18 de septiembre de 2021. Foto: EFE / EPA / MAGEN SATÉLITE 2021 MAXAR TECHNOLOGIES
Una imagen satelital distribuida por Maxar Technologies muestra a cientos de migrantes junto al Puente Internacional en la frontera entre México y Estados Unidos cerca de Del Rio, Texas, Estados Unidos, 18 de septiembre de 2021. Foto: EFE / EPA / MAGEN SATÉLITE 2021 MAXAR TECHNOLOGIES

Abbott ha hecho de la aplicación de la ley de inmigración una prioridad para su administración, impulsando una agenda que incluye construir más barreras a lo largo de la frontera entre Texas y México, arrestar y procesar a los migrantes que cruzan el Río Grande por cargos estatales y demandar a la administración de Biden por lo que el gobernador ha descrito como las políticas de fronteras abiertas del presidente Joe Biden.

Mientras tanto, la administración Biden ha enfrentado crecientes críticas de su propio partido por continuar expulsando a muchos migrantes bajo el Título 42, la orden de salud pandémica emitida bajo la administración Trump para expulsar rápidamente a los migrantes a México o sus países de origen, sin la oportunidad de solicitar asilo.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes y los legisladores también han criticado a Biden por la forma en que los agentes de la Patrulla Fronteriza han tratado a los migrantes después de que fotos y videos mostraran a agentes a caballo cargando y arreando a los migrantes que intentaban cruzar el Río Grande hacia Del Río.

El martes, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, tuiteó que su agencia, que supervisa la Patrulla Fronteriza, investigará las acciones de los agentes y que los oficiales involucrados han sido puestos en funciones administrativas.

“No están ejecutando sus otras tareas de aplicación de la ley y no deben interactuar con otros migrantes en este momento durante la tramitación de la investigación”, dijo Mayorkas en el tuit.

Los organizadores de Haitian Bridge Alliance, una organización sin fines de lucro con sede en San Diego que está ayudando a los migrantes en Del Río con ropa, comida y refugio, criticaron al gobierno por lo que ellos llaman un trato inhumano a los solicitantes de asilo.

“La Administración Biden debe poner fin a esta violencia y arreglar el sistema de inmigración roto, al que se comprometieron durante la campaña”, dijo el grupo en un comunicado.

Haití fue golpeado por un terremoto de magnitud 7.2 grados en agosto del 2021, un mes después del asesinato de su presidente, las últimas tragedias para un país golpeado por la inestabilidad política y la agitación. Muchos de los migrantes en Del Río habían vivido en Chile durante años después de que un devastador terremoto azotara Haití en 2010, y luego recientemente hicieron el viaje a Texas.

Muchos de ellos dijeron que se fueron de Chile por el trato racista que enfrentaron en el país sudamericano y porque la pandemia cerró muchos puestos de trabajo.

*Este artículo fue publicado en The Texas Tribune. Haz clic aquí para leer la versión original.

*The Texas Tribune es una organización de medios no partidista y sin fines de lucro que informa a los tejanos, y se relaciona con ellos, sobre políticas públicas, política, gobierno y asuntos estatales.

#ATENCIÓN | Guatemala con nuevas reglas migratorias ante "problemática" por ingreso de ciudadanos ecuatorianos » https://bit.ly/3lDwLCP

Posted by El Comercio on Friday, September 17, 2021

Suplementos digitales