Incidentes en Bicentenario por quejas en vacunación …
Enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral deja…
Restaurantes, que funcionan como bares, se hallaron …
Estas son las razones más comunes por las que le pue…
Una persona herida en accidente de tránsito en Guayllabamba
La lluvia causó estragos en Quito, el sábado 12 de j…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio

Independientes y oposición dominarían la convención constituyente de Chile

Vocales cuentan votos de las elecciones en un centro de votación en Santiago de Chile el 16 de mayo del 2021. Foto: Reuters

Ciudadanos independientes y la oposición de centro e izquierdas, que acudió fragmentada en los históricos comicios del fin de semana en Chile, obtendrían más de dos tercios de los 155 escaños de la convención que redactará la nueva Constitución, según el 64,3% de los votos escrutados hasta la noche del domingo 16 de mayo del 2021.

La derecha, que se presentó en una única lista conformada por los partidos del oficialismo, sería la gran perdedora de esta elección al conseguir menos de un tercio de los escaños, el porcentaje necesario para influir en el contenido de la nueva Carta Magna y vetar artículos.

“Esto es un triunfo categórico del cambio, de los deseos de transformación de nuestro país para tener un Chile más digno, más justo y más próspero(…) Es un rechazo a la derecha que ha querido rechazar el cambio”, dijo el excanciller y precandidato presidencial Heraldo Muñoz, del socialdemócrata Partido por la Democracia (PPD).

La suma de las dos listas de los partidos de la oposición de izquierda también estaría lejos por sí misma de los dos tercios que se les llegó a atribuir antes de las elecciones y apenas alcanzarían un tercio de los escaños.

“Hay un cuestionamiento de la clase política, la gente quiere cambios, quiere ilusiones nuevas, quiere propuestas”, agregó Muñoz.

En contra de lo que pronosticaban los sondeos y con un sistema proporcional de conteo que favorece a los grandes partidos políticos, los independientes conseguirían un resultado inédito y podrían ser la primera fuerza de la convención, según resultados preliminares.

Se trata de figuras ajenas a la política que buscan canalizar las demandas ciudadanas de la crisis social de 2019, y su irrupción es vista por muchos expertos como el comienzo de un nuevo modelo de política ciudadana y el certificado de defunción de los desprestigiados partidos.

Académicos como Fernando Atria, feministas como Alondra Carrillo, activistas como Giovanna Grandon (conocida en las protestas por ‘Tía Pikachu’) o profesionales como Rodrigo Logan lograrían un escaño en la convención, de acuerdo con resultados preliminares.

“Gran sorpresa por el desempeño en votos y escaños de la listas de independientes, aunque la sorpresa más grande es el desplome absoluto de la derecha que, a pesar de ir en una lista unificada, no lograría alcanzar ni un tercio de los escaños”, dijo a Efe Julieta Suárez-Cao, politóloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La asamblea constituyente, la primera paritaria del mundo y conformada exclusivamente por miembros electos, tendrá nueve meses para redactar la nueva Carta Magna, la primera que nace de un proceso plenamente democrático y participativo en toda la historia del país.

El proceso, que podría prorrogarse por otros tres meses más una única vez, culminará en 2022 con un plebiscito de salida para aprobar o rechazar finalmente la nueva Carta Magna.

Se desconoce de momento el porcentaje de participación, aunque los expertos señalan que este no habría superado el 50,9% registrado en el plebiscito del pasado octubre, cuando casi el 80% de los electores decidieron dar carpetazo a la actual Constitución, la última herencia política de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y criticada por fomentar la privatización de servicios básicos.

Desde que el voto dejó de ser obligatorio en 2012, ninguna elección ha superado el 50% de participación -a excepción del plebiscito- y el suelo se registró en las municipales de 2016, cuando solo votó el 34,9% del padrón.