Evergrande afronta con incertidumbre deudas millonarias que vencen este septiembre

Un hombre pasa por el Evergrande Center en Shanghai, China, el 21 de septiembre de 2021. Foto: EFE

El gigante inmobiliario chino Evergrande, cuyo desplome en bolsa en los últimos días ha arrastrado a mercados bursátiles en todo el planeta, afronta con incertidumbre el pago de intereses por valor de USD 84 millones cuyo vencimiento es el próximo jueves.

A estos se les suman otros USD 47,5 millones a devolver antes del próximo 29 de septiembre.

Según el diario económico Caixin, la empresa debe más de 800 000 millones de yuanes (USD 127 500 millones), a devolver en los próximos doce meses, pero su liquidez actual asciende a un 10 % de ese importe.

La misma fuente indicó que a finales de junio Evergrande contaba con una deuda de 2 000 billones de yuanes (USD 309 000 millones), “además de una cantidad de deuda desconocida que no está en las cuentas”.

“Muchas instituciones creen -apuntó Caixin- que el gigante inmobiliario está al borde de una reestructuración de deuda o incluso de una bancarrota”.

Así las cosas, “durante los últimos dos meses, cientos de personas se han estado reuniendo en el Zhouye Houhai Center de (la localidad suroriental china de) Shenzhen, del que la sede de Evergrande ocupa veinte plantas”.

El perfil de los manifestantes era variado: desde albañiles empleados en los proyectos de la empresa a inversores, pasando por proveedores.

La versión de Caixin coincide con las imágenes que se propagaron en los últimos días por las redes sociales: gente con pancartas reclamando devoluciones de préstamos vencidos y de productos financieros.

“La policía tuvo que desplegarse con escudos antidisturbios para mantener la situación bajo control”, agregó la fuente.

El Lehman Brothers de China

Desde el banco británico Barclays consideraron que “un posible impago de Evergrande podría traducirse en un lastre en el sector inmobiliario”, aunque se apresuraron a añadir que “está lejos de ser el momento Lehman de China”, en referencia a Lehman Brothers, la entidad estadounidense cuya quiebra llevó a la crisis financiera de 2008.

En un informe publicado este lunes, el banco británico desglosó cómo, a la vista de las cifras del sistema bancario chino, “es difícil argumentar que las perdidas de préstamos de Evergrande supongan un riesgo sistémico al sector bancario”.

“En una situación límite, incluso si los mercados de capital se cerraran a todas las empresas inmobiliarias chinas, los reguladores podrían hacer que los bancos les prestaran a esas compañías, manteniéndolas a flote y ganando tiempo para buscar una salida”, recogió el documento.

Asimismo, desde Barclays apostillaron que los efectos de los posibles impagos de Evergrande se notarían sobre el crecimiento.

El economista jefe de la firma de inversión francesa AXA Investment Managers, Gilles Moc, opinó que “la corrección de los excesos en el sector inmobiliario solo tendrá consecuencias sistémicas si el Gobierno chino lo permite”.

Una sesión suave

Sin embargo, hoy el día no fue tan dramático como las jornadas anteriores en el parqué hongkonés: las acciones de Evergrande cedieron un 0,44 % y, en el índice de referencia de la bolsa de Hong Kong, el Hang Seng rebotó y subió un 0,51 %, con el subíndice inmobiliario liderando las ganancias, con un 2,97 %.

Cierto es que la jornada había comenzado mal para Evergrande (que no forma parte del Hang Seng) y cayó fuertemente poco después de la apertura de la sesión de hoy.

Sus títulos se recuperaron hasta un -3,51 % en la pausa del mediodía, para remontar hasta el citado -0,44 % al final de la sesión.

Las cifras son menos halagüeñas vistas en perspectiva: en lo que va de año, el valor de sus acciones se ha depreciado un 84,77 %, pero no variará mañana, ya que el parqué hongkonés permanecerá cerrado por ser festivo local.

Wall Street cierra mixto y el Dow Jones baja un 0,15 % pendiente de la Fed

Wall Street cerró en terreno mixto y su principal indicador, el Dow Jones, bajó un 0,15 % en una jornada irregular, pendiente de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) que concluye mañana 22 de septiembre del 2021.

Según datos al cierre de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones perdió 50,63 puntos, hasta 33 919,84, mientras el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,08 % o 3,54 enteros, hasta 4 354,19.

El índice Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, logró mantenerse en verde y repuntó un 0,22 % o 32,49 unidades, situándose en 14.746,40.

El parqué neoyorquino no se repuso de las pérdidas ocasionadas en la víspera por la posible quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande, que generó aversión al riesgo en los mercados internacionales.

Los inversores apostaron por la cautela frente al encuentro de la Fed, del que esperan pistas sobre la retirada de los estímulos desplegados para apoyar a la economía de EE.UU. durante la pandemia.

Entre los sectores corporativos, la mayor pérdida fue para el industrial (-0,7 %) y el de comunicaciones (-0,34 %), y la mayor ganancia para el de la energía (0,37 %).

En el grupo de treinta cotizadas del Dow Jones, destacó la caída de Walt Disney (-4,09 %) por unas proyecciones de crecimiento de suscripciones a sus servicio de “streaming” más bajas de lo estimado.

También descendieron Dow Inc (-1,16 %), Cisco (-1,13 %) y 3M (-1,11 %).

En verde, las que más progresaron fueron American Express (1,74 %), Home Depot (0,91 %), McDonalds (0,59 %) y Nike (0,50 %).

Fuera de ese grupo, Uber se disparó un 11,49 % tras revisar al alza sus previsiones de negocio para el actual tercer trimestre.

La farmacéutica Johnson & Johnson repuntó un 0,44 % tras asegurar que una dosis de refuerzo de su vacuna Janssen eleva la protección contra la covid-19, de acuerdo con datos de su investigación.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió a USD 70,56 el barril, y al cierre de Wall Street, el oro ascendía a USD 1 775,10 la onza, el rendimiento del bono a 10 años ascendía al 1,324 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1, 1723.

Suplementos digitales