Se disfrazó de hombre para criar a su hija de forma segura

S. Petchiammal aseguró que, debido a su género, enfrentó muchos problemas en la sociedad patriarcal. Foto: Pixabay

Hay historias que dejan en claro que por el amor de madre se es capaz de hacer cualquier cosa, como lo es el caso de S. Petchiammal, una mujer proveniente de una pequeña aldea en India que decidió vestirse como hombre durante 36 años para evadir los estigmas machistas y poder sacar adelante a su hija.

La mujer de 57 años habló con el medio local The New Indian Express y manifestó que su esposo murió cuando ella era muy joven, por lo que debía criar sola a Shanmugasundari, su hija que, en ese momento, estaba recién nacida.

“Perdí a mi esposo Siva solo 15 días después del matrimonio. Yo tenía sólo 20 años entonce, y pronto di a luz a Shanmugasundari. Decidí no volver a casarme”, señaló en la entrevista.

Petchiamma vivía en ese momento en Kattunayakanpatti, un pueblo pequeño ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Thoothukudi, India. En esta región, las oportunidades para las mujeres eran escasas, pero debía encontrar un empleo a como diera lugar.

Cuando comenzó a trabajar, se dio cuenta que el panorama era muy complicado para ella, pues estaba en medio de una sociedad patriarcal en la que no podía laborar tranquilamente sin ser acosada sexualmente o recibir burlas por su género.

“Criar a una niña sola resultó ser difícil. Trabajé en obras de construcción, hoteles y salones de té; pero sufrí acoso en todos estos lugares”, afirmó.

Ante la angustia, la mujer originaria de India tomó la drástica decisión de cambiar su identidad. Se dirigió al templo de Tiruchendur Murugan, en la ciudad de Thoothukudi, donde pidió que su nuevo nombre fuese Muthu, lo que la convirtió oficialmente en un hombre.

Todos sus documentos de identidad los registró con sexo masculino, incluso su tarjeta Aadhaar -requerida para votar-. Solo sus familiares y personas cercanas sabían que en realidad era mujer.

Posteriormente, cuando regresó a su aldea natal para buscar trabajo nuevamente, la mujer notó que las burlas habían cesado y que podría sacar adelante a su hija con tranquilidad.

Petchiamma mantuvo su identidad como Muthu durante toda la crianza de Shanmugasundari, incluso hasta después de que ella se casó e hizo una nueva vida junto a su esposo: “Esta identidad garantizó una vida segura para mi hija. Seguiré siendo Muthu hasta que muera”.

¿Cómo vive actualmente?

A pesar de que pudo trabajar durante su juventud para sacar a su hija adelante, hoy en día Petchiamma no cuenta con estabilidad económica y tampoco puede laborar activamente debido a su avanzada edad, por lo que ha tenido que recurrir a auxilios del Gobierno para poder vivir.

“No tengo una casa ni tengo ahorros. No puedo solicitar el certificado de viudez tampoco. Como soy demasiado mayor para trabajar, solicito al Gobierno que me ofrezca alguna ayuda monetaria”, aseguró.

Suplementos digitales