Expresidente paraguayo Fernando Lugo está en coma in…
Alertan de casos de tortura en El Salvador, durante …
Brasil autoriza extradición de ecuatoriana acusada d…
Video registra el asalto de armados a clientes de ca…
Evaluadores de jueces de la Corte comparecieron y de…
En Guayaquil 11 'food trucks’ inician trámites de operación
'Desdentado del Pichincha' violó a mujer extranjera …
Luis Valencia: La venta de cromos agoniza en Quito

Continúa la evacuación de civiles del último reducto del Estado Islámico en Siria

Los miembros de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) establecen guardia en la parte superior de un edificio durante los bombardeos en el último levantamiento del grupo del Estado Islámico de Baghouz. Foto: AFP

Los miembros de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) establecen guardia en la parte superior de un edificio durante los bombardeos en el último levantamiento del grupo del Estado Islámico de Baghouz. Foto: AFP

Los miembros de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) establecen guardia en la parte superior de un edificio durante los bombardeos en el último levantamiento del grupo del Estado Islámico de Baghouz. Foto: AFP

Las fuerzas kurdo-árabes apoyadas por ataques aéreos estadounidenses, evacuaron este lunes 4 de marzo de 2019, a más civiles del último bastión del grupo Estado Islámico (EI), en el este de Siria, donde ya hay denuncias de uso de “escudos humanos”.

Después de la evacuación de miles de civiles en estos últimos días, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) retomaron el viernes la ofensiva contra los combatientes del EI, arrinconados en un área de la ciudad de Baghuz, en la provincia de Deir Ezzor, en los confines orientales de Siria.

Tras conquistar la mayor parte de la ciudad, los combatientes kurdos y árabes limitaron el territorio aún bajo control del EI a un grupo de casas junto a un campamento improvisado.

“Más de 800 personas dejaron Baghuz desde ayer, sobre todo familiares de los yihadistas y combatientes que se rindieron”, indicó a la AFP una portavoz de las FDS, que pidió el anonimato.

Desde una posición de las fuerzas kurdo-árabes, un corresponsal de la AFP pudo ver a un grupo de hombres arrodillándose y subiendo a camiones, y a mujeres vestidas completamente de negro junto con niños.

Previamente, decenas de camiones vacíos se habían dirigido a Baghuz, un nuevo convoy de 40 vehículos para transportar a los civiles atrapados en el reducto, indicó un conductor.

Un comandante de las FDS explicó a la AFP este lunes que “hubo una desaceleración de las operaciones, (porque) hay familias de (miembros del) EI que han salido”, y se hizo eco de acusaciones contra los yihadistas de utilizar a civiles como “escudos humanos”.

Este lunes, el reducto fue blanco de tres bombardeos aéreos que dejaron tras de sí espesas humaredas. Dos imponentes banderas de las FDS ondeaban en lo alto de una colina reconquistada por las fuerzas antiyihadistas.

En tanto, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) confirmó una “desaceleración de los combates en las últimas horas” y dijo esperar que se establezca “una tregua para evacuar heridos, familiares de los yihadistas, y civiles o yihadistas que pretendan rendirse ” .