Incendios, ráfagas y alta radiación aumentan en vera…
Un disparo terminó con la vida de un policía y padre
Abuelos forjan lazos con nietos en el cuidado diario
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 26 de julio del 2021
Loja hizo su propio plan para acelerar la vacunación
La crisis fiscal impactó en programas para migrantes…
El debate sobre el número de asambleístas vuelve a escena
Falleció Teresa Minuche, primera candidata a Vicepre…

La mortalidad por covid-19 baja en Guayaquil, pero especialistas recomiendan estar alerta

La ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) para covid-19 tuvo un leve aumento durante la semana pasada. En el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por ejemplo, alcanzó el 97%, según el reporte del COE de Guayaquil. Foto: Cortesía / Hospital IESS Los Ceibos

Guayaquil alcanza uno de los indicadores más bajos de mortalidad por covid-19 en lo que va del 2021. La tendencia apunta a la estabilidad y se refleja en las cifras de entierros, reportadas en los grandes grupos de camposantos de la ciudad.

En lo que va junio se registran 39 inhumaciones al día por distintas causas, según los datos recopilados por el matemático Juan José Illingworth y que son presentados a la mesa técnica de Salud del COE cantonal. El promedio antes de la pandemia era de 38 enterramientos diarios.

Las defunciones comenzaron a subir en enero de 2021, en lo que fue definido por los especialistas como una segunda ola de contagios por coronavirus. En ese mes la ciudad llegó a 49 inhumaciones por día y alcanzó el pico más alto en abril, con 74 entierros diarios.

Guayaquil fue la ciudad más golpeada del país en la introducción del virus. Tras el caso índice, confirmado a fines de febrero de 2020, las inhumaciones se dispararon desde el 21 de marzo.

Ese sábado hubo 58 entierros y la curva de mortalidad subió aceleradamente durante 17 días. Solo en abril de 2020 se llegó a reportar 252 sepulturas al día. El descenso hasta llegar a las estadísticas regulares tomó 34 días.

El último informe epidemiológico del COE cantonal ratifica la disminución. Las autoridades locales indicaron que en las últimas semanas se pasó de 11 a nueve defunciones diarias causadas por el SARS-CoV-2 y confirmadas por pruebas PCR.

Sin embargo, otros indicadores registran un leve aumento. Carlos Farhat, epidemiólogo de la Alcaldía, explica que los nuevos casos confirmados pasaron de 570 a 700 diagnósticos durante la semana anterior.

Esto ha causado un ligero incremento de la demanda de camas UCI para covid-19 en la red hospitalaria, que pasó de 85 a 88% de ocupación. “Podemos hablar de un comportamiento que se enmarca en la estabilidad. Pero nos pone en alerta este incremento”, aseguró Farhat.

El intensivista Alberto Campodónico coincide en tener cautela. Aclara que, si bien las cifras de junio demuestran un descenso, por ahora solo recopilan información de la mitad del mes.

Además, advierte que aún se podría experimentar el efecto del último feriado por el 24 de Mayo y resta el impacto del Día del Padre, si la comunidad no cumple las medidas de bioseguridad.

El secretario del COE de Guayaquil, Allan Hacay, indicó que desde el Municipio se preparan para reforzar los controles este fin de semana. “No queremos volver, nuevamente, a tener escenarios conflictivos dentro de la red hospitalaria, que puede colapsar fácilmente”, advirtió a inicios de esta semana.