Pico y placa en Quito: Restricciones para este marte…
La minoría está a un voto de tomar control del Conse…
El arte y la gastronomía quiteña son plasmadas por d…
Disneyland Shanghái cierra por covid después de cuat…
Resumen de la jornada noticiosa de este 28 de noviembre
Argentina reporta su primera muerte por viruela del mono
Fiscalía formula cargos por terrorismo a siete invol…
Cuatro militares fueron sancionados por el ingreso d…

La incandescencia del volcán Sangay pudo ser observada por las cámaras

Imagen de archivo que muestra al volcán Sangay en medio de un proceso eruptivo. Foto: Archivo EL COMERCIO

Imagen de archivo que muestra al volcán Sangay en medio de un proceso eruptivo. Foto: Archivo EL COMERCIO

El volcán Sangay está en proceso de erupción desde el 7 de mayo del 2019.  Foto: Archivo EL COMERCIO

El material incandescente del volcán Sangay, ubicado en la provincia de Morona Santiago, fue visto la madrugada de este lunes 11 de mayo del 2020.

Esta madrugada se despejó el volcán y las cámaras de videovigilancia captaron el descenso de material incandescente por el flanco suroeste.

Por ese comportamiento, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias recordó que está en vigencia la alerta amarilla.

El coloso es monitoreado por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

También se reportó la emisión de gases y cenizas con alturas de hasta 1 470 metros sobre el nivel del cráter y se dispersaban con dirección sur-oeste. El Sangay está a 5 230 metros sobre el nivel del mar en la llamada cordillera Real, a 90 minutos de la ciudad de Macas.

Esta mañana del lunes hubo un intenso sol en todo el cantón Morona, pero en la tarde cayó un fuerte aguacero. Según los informes diarios del Instituto Geofísico, cuando las lluvias son intensas se podrían generar lahares secundarios en los ríos Volcán, Upano y sus afluentes.

El Sangay es el último volcán del sur de Ecuador que está en proceso de erupción desde el 7 de mayo del 2019. Expulsa materiales que descienden por los dos ríos y eso ha provocado peligrosos estancamientos de sus aguas y de materiales en las confluencias.