Petroecuador controló incendio en la Estación Centra…
120 presos fueron trasladados desde la cárcel de Cot…
Fiscal Salazar anuncia que hay 18 investigaciones co…
Presidente Lasso y canciller Montalvo encabezan comi…
Director del INEC: ‘Censo se hará en noviembre del año 2022’
CNT anuncia restablecimiento de servicios con proble…
Comerciantes recibieron la vacunación contra covid-1…
El Vaticano revela por primera vez su patrimonio inm…

Daños en vías e inundaciones de viviendas y cultivos en la Sierra centro, Austro y la Amazonía

El paso de forma alterna fue habilitado en la vía Papallacta-Baeza. Foto: cortesía Ministerio de Transporte

Las fuertes lluvias registradas en la Sierra centro y sur, y la Amazonía provocaron el desbordamiento de ríos, deslizamientos de tierra, daños en las vías e inundaciones en varios sectores.

Los técnicos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias realizan una evaluación de los daños en las provincias de Pastaza, Napo y Tungurahua.

Un informe del organismo detalló que en el sector de Madre Tierra del cantón Mera el río Pastaza se desbordó y afectó a varias comunidades. “Estamos efectuando el levantamiento técnico de la afectación para llegar con la ayuda humanitaria tanto en Pastaza como en Tungurahua”, dijo Ana Moreano, coordinadora Zonal 3 de Gestión de Riesgos.

En Tungurahua, el deslizamiento de tierra y piedras afectó a varias vías que comunican a las comunidades de las parroquias Sucre y El Triunfo del cantón Patate.

Según la Junta Parroquial de Sucre, una familia permanece evacuada, tras el desplome de una pared de la vivienda en la que habitaban tres personas. Ellos al momento se encuentran en la casa de una familia acogiente.

Edwin Chiliquinga, presidente de la Junta Parroquial de Sucre, aseguró que las vías que conducen a las comunidades de El Chorro, Payupamba, Sudagua y Poatug aún están bloqueadas por varios deslaves de tierra y lodo. “Estamos trabajando con la maquinaria del Municipio de Patate y la Junta Parroquial en la limpieza”.

Los técnicos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) detallaron que desde este fin de semana (24 y 25 de julio del 2021) la intensidad de las lluvias comenzará a disminuir y las condiciones del estado de tiempo mejorarán en las zonas sur, centro y Amazonía. También, las temperaturas subirán a más de 25 grados, especialmente en la región amazónica.

Vladimir Arreaga, técnico del Inamhi, aseguró que desde el pasado fin de semana y los primeros días de esta semana las provincias de Pastaza, Napo, Tungurahua, Azuay y Azogues soportaron precipitaciones y vientos fuertes debido al ingreso de masas de humedad desde la Cuenca Amazónica.

Eso ocasionó las precipitaciones constantes y persistentes por varios días, en especial en la zona sur y en las estribaciones de la Cordillera de los Andes.

Dijo que la zona más afectada en Tungurahua fue Baños donde se presentaron varios deslizamientos en la vía Baños-Puyo.

En Puyo, en apenas 24 horas de lluvia, se registró un acumulado de 77 milímetros de agua por metro cuadrado. En Orellana entre 30 y 40 milímetros. “Fueron precipitaciones bastante fuertes”, afirmó Arreaga.

Juan Carlos Barragán, coordinador Zonal 2 de Riesgos en Orellana, aseguró que en la provincia de Napo la vía Cuyuja-Papallacta está cerrada al tránsito vehicular por un deslizamiento de tierra.

Mencionó que al momento el personal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), con el apoyo del equipo caminero, trabajan en la limpieza del material pétreo.

Por las lluvias, varios tramos de la carretera Papallacta -Baeza, que une las provincias de Pichincha, Napo y Orellana, están afectados.

El MTOP informó que en coordinación con los municipios de Quijos, El Chaco y Cuyuja se habilitó de forma alternada un carril la vía, con una frecuencia de 90 minutos por cada dirección, tanto de Papallacta como de Baeza.

En esto tres días se presentaron 15 deslizamientos y 15 deslaves a lo largo de 36 kilómetros que conforman el tramo “Y” de Papallacta – Baeza, debido a las precipitaciones de 48 horas seguidas. Las vertientes crecieron y bloquearon la calzada con restos de vegetación y rocas.

El puente de Yahuana en el kilómetro 19 está operativo en un carril. Con maquinaria del MTOP se desalojan grandes rocas, lodo y agua, producto del deslave en el tramo antiguo.

El Ministerio informó que la restricción para vehículos mayores a 18 toneladas se mantiene, por lo que deben utilizar la vía alterna Quito – Ambato – Baños – Puyo – Tena – El Coca.

Daños en tres provincias del Austro

En las provincias de Azuay, Loja y Morona Santiago las lluvias de los últimos cuatro días han dejado desbordamiento de ríos, derrumbes y deslaves que han afectado a la vialidad, viviendas y cultivos. Hay familias damnificadas.

En Azuay, hay derrumbes en las vías Gualaceo-Limón y Paute-Guarumales-Méndez, que comunican con Morona Santiago. La zonal 6 del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) interviene en la remoción de escombros y el paso está parcialmente habilitado.

En Gualaceo, el lunes 19 de julio se desbordó el río San Francisco y el agua ingresó a una veintena de casas. Dos familias fueron evacuadas y continúan pernoctando con familiares. Ellos recibieron ayuda humanitaria del Servicio de Gestión Nacional de Riesgos y Emergencia.

Esta institución también monitorea el incremento de los caudales de los ríos Copueno y Upano, en el cantón Morona, que también reciben gran cantidad del material volcánico del Sangay, que está en actividad eruptiva desde mayo del 2019.

Con las lluvias actuales, esa carga de material destruyó algunas alcantarillas, la calzada de la vía y debilita las bases del puente ubicado a unos cinco kilómetros de la ciudad de Macas. En este sitio el paso vehicular está interrumpido y como vía alterna se utiliza la Sucúa-Seipa-Sevilla Don Bosco.

Aguas arriba del puente del río Upano, en la comunidad de Quinta Cooperativa, la vía carrozable también colapsó en mayo pasado, por el arrastre del material volcánico. Hay cultivos anegados. Cada cierto tiempo, las familias reciben ayuda humanitaria del Municipio de Morona.

Gestión de Riesgos realiza un plan de contingencia y creará un Comité Comunitario de Gestión de Riesgos para realizar el levantamiento de información de las zonas afectadas por el material volcánico e incremento de los caudales de los ríos.

En esta misma provincia el MTOP avanza en la limpieza de las vías Indanza-San Juan Bosco y Macas-Riobamba. La primera está habilitada en un solo carril y la otra sigue bloqueada por una gran masa de tierra, pero se trabaja en el sitio.

En el cantón Méndez, hubo otro deslave que afectó la vía de ingreso al barrio Primero de Mayo. El agua y lodo también ingresaron a varias viviendas. Enma Massache, propietaria de un taller de carpintería, perdió todas las herramientas y obras terminadas.

La vía Cuenca-Loja también está afectada por un deslave en la parroquia Santiago, pero se avanza en la evacuación de los escombros y se habilitó un carril. Según los pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología las lluvias leves y moderadas seguirán en esta zona del país.