Pronaca apoya la lucha antidesnutrición

Las embarazadas que corren riesgo de una mala alimentación ingresan inmediatamente al programa y se las acompaña hasta que su bebé cumpla los dos años. Foto: Cortesía / Pronaca.

Uno de los compromisos de Pronaca es elaborar alimentos con propósito y su objetivo se denomina Alimentar bien. Por ello, se han esforzado en combatir uno de los problemas sociales que más afecta al Ecuador: la desnutrición crónica infantil (DCI).

En el país uno de cada tres niños sufre de desnutrición y Ecuador ocupa el segundo lugar en la región en esta problemática, que se debe a varias causas.

La empresa apadrina a cuatro franquicias de Fundación Redni (Red de nutrición infantil) en Durán, Bucay, Puembo y Santo Domingo con una apuesta estratégica basada en las buenas prácticas internacionales, que han demostrado que para prevenir este mal es necesario enfocar los esfuerzos y acciones en la madre, como principal agente de cambio.

El trabajo de la firma

Las nutricionistas de Pronaca y las gerencias regionales donde estás las franquicias brindan a las madres asesoría nutricional, consultas médicas, ayuda alimentaria y acompañamiento familiar. Estos cuatro pilares permiten abordar de manera integral esta problemática y brindar una respuesta oportuna a las necesidades de las madres y los niños, quienes son parte del proyecto desde que están en el vientre hasta que cumplen los dos años de vida.

Los estudios han demostrado que los primeros 1 000 días de vida son fundamentales, ya que allí se desarrollan conexiones neuronales únicas que definirán el desarrollo y potencial que tengan las personas en su vida adulta.

En los centros Redni se construyen y fortalecen las capacidades en la madre con miras a un cambio de comportamiento positivo en ellas, su familia y comunidad. Reciben información nutricional, sobre la importancia de la lactancia materna, las dinámicas familiares positivas y el afecto para el desarrollo del bebé.

“Esperamos que las comunidades donde operamos se desarrollen y encuentren formas de mejorar sus vidas”, asegura Pronaca, mediante un comunicado. La marca considera que el compromiso de luchar contra la DCI debe venir del sector público, privado y también de los ciudadanos comunes. “El problema es grave en todas sus letras y debemos verlo como tal para tomar las acciones adecuadas que permitan combatirlo desde nuestra trinchera”.

La labor multisectorial

Pronaca trabaja con entidades como el Ministerio de Inclusión Económica y Social, Fundación Cáritas (brazo social de la iglesia católica), centro de salud Juan Wiesneth de Bucay, entre otras. También colaboran con los bancos de alimentos para aportar a la solución del hambre en los sectores más vulnerables del país.

En 2021, Pronaca entregó más de un millón de raciones para contribuir a la reducción del desperdicio de comida. Según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente, el año pasado se desperdició 1,26 millones de toneladas de alimentos en Ecuador, lo que corresponde a un promedio de 72 kilogramos per cápita.

Como consta en su memoria de sostenibilidad 2021, la empresa abrió las franquicias de Redni en Bucay y Santo Domingo y en poco tiempo ha logrado cifras importantes: 59 madres han participado en el proyecto, 40 niños han nacido dentro del mismo y 18 niños de dos años lo han culminado. Se realizaron más de 1 400 consultas médicas y se entregaron más de 6 204 kilos de alimentos.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales