Fiscalía pide 40 meses de cárcel para Esteban Celi, …
3 927 vehículos en los patios de retención de la AMT…
¿Vas a postular a una carrera universitaria? Aquí es…
Ecuatoriano murió en aeropuerto de Turquía al revent…
Mujer de 74 años salva a su perro arrojándose sobre …
Presidenta de Asamblea pide renuncia inmediata a sus…
Dar clases con mascarilla puede afectar la voz de lo…
298 sancionados por invadir las ciclovías en Quito

Comunidades cercanas a la cárcel de Cotopaxi solicitaron la eliminación de inhibidores de señal

La movilización arribó hasta el centro carcelario donde se reunieron con la Directora y le entregaron un oficio solicitándole la eliminación de los inhibidores. Foto: Cortesía / TVT RADIO

Alrededor de 400 personas participaron en una marcha pacífica solicitando el retiro de los inhibidores de señal instalados en el Centro de Rehabilitación Regional Cotopaxi hoy, martes 27 de julio del 2021. Eso les impide contar con los servicios de telefonía celular e Internet a alrededor de 20 000 habitantes de las comunidades de Patután, San Antonio de Cruz Loma, Laigua, La Calera y Zumbalica.

La movilización arribó hasta el centro carcelario donde se reunieron con la Directora y le entregaron un oficio solicitándole la eliminación de los inhibidores. En la sesión de trabajo resolvieron para el martes 2 de agosto de este año, realizar una nueva cita entre los habitantes de la zona y los técnicos; con la idea de solucionar el tema de los equipos.

También pidieron mayor control policial en las comunas porque los casos de robos y asaltos aumentaron. Apolinario Yánez, presidente de la comunidad de Patután, dijo que desde hace un tiempo atrás solicitaron el retiro de los inhibidores o que sean direccionados hacia el centro carcelario porque que afecta el comercio, turismo y en las labores educativos, especialmente de los niños y jóvenes que reciben clases virtuales.

También buscan que se realice una consulta popular para que el centro penitenciario no sea regional, sino provincial. “La presencia de la cárcel nos trajo inseguridad y falta de señal en las comunidades”.

Indicó que el último amotinamiento ocurrido el 22 de julio provocó pánico en los habitantes del sector y más aún cuando escaparon los detenidos de la cárcel. “La comunidad estuvo alerta y logró detener a dos personas sospechosos que no eran del pueblo y fueron entregados a la Policía”.

Suplementos digitales