EE.UU. envía ayuda militar adicional a Ucrania en me…
Matanza en Playita del Guasmo apunta a venganza de L…
EE.UU. y Canadá coordinan ‘consecuencias masiv…
Dos choques dejan fallecidos y heridos en autopista …
Videos registran el movimiento del sismo en Japón qu…
Títeres se pasan a las redes sociales, para evitar e…
Tesoro al descubierto
COE cantonales se blindan por Ómicron

Camal de Tulcán fue clausurado por autoridad ambiental

Funcionarios de la Prefectura del Carchi colocaron los sellos en las puertas de ingreso al camal municipal. Foto: cortesía

Las actividades fueron suspendidas este miércoles 29 de septiembre de 2021 en el Centro de faenamiento municipal de Tulcán, en la provincia Carchi. Este cierre temporal es una sanción porque la planta de tratamiento de aguas residuales no cumple con parámetros de la normativa nacional ambiental.

Este es uno de los cuatro camales que fueron observados por la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura del Carchi, entidad que es la autoridad ambiental. Los otros centros están ubicados en la parroquia de Julio Andrade y de los cantones Espejo y Mira.

Según la directora Zayana López, hicieron una inspección a estos camales y técnicos de un laboratorio acreditado recolectaron muestras de agua para análisis de 17 indicadores. Este proceso se cumplió el 15 de abril pasado.

En el caso del camal de Tulcán verificaron que hay una descarga directa desde la planta de tratamiento a un humedal artificial, que fue creado como una especie de filtro, antes de que el agua sea descargada al río Tajamar.

Sin embargo, López indicó que el humedal está colapsado, lo que no permite cumplir con esa acción de filtrado. Este camal no podrá operar durante 17 días.

Geovanna Polo, directora de Sostenibilidad Ambiental y Riesgos del Municipio de Tulcán, explica que la actual administración tuvo que poner al día varios procesos administrativos ambientales que no se hicieron en más de ocho años, entre ellos el de esta planta.

Además, señaló que en la infraestructura del camal encontraron varios problemas, como el techo destruido y los pisos inseguros. Por eso, invirtieron USD 400 000 con lo que han mejorado las instalaciones.

Mientras que, en los camales de Julio Andrade y Espejo, que cuentan con registro ambiental, también se detectó el incumplimiento de parámetros máximos permitidos en el agua que descargan sus plantas. Por esa razón recibieron una suspensión de 15 días, que ya fue cumplida.

Mientras que en Mira, el centro no contaba con el respectivo permiso ambiental.

Suplementos digitales