El Examen de Acceso a la Educación Superior (EAES) s…
¿Cuál es el calendario de vacunación para personas c…
¿Qué sectores estratégicos serán vacunados contra co…
Canciller Mauricio Montalvo sobre Nicaragua: ‘…
El Aeropuerto de Quito recupera casi el 80% de frecu…
Policía agrede a mujer que se negó a usar tapabocas
¿Cómo se desarrollará la vacunación contra covid-19 …
Joe Biden se pierde en una cafetería durante la cumb…

Buses urbanos reanudan su jornada normal en Guayaquil; el martes analizarán sus propuestas con el presidente Lasso

El flujo de buses urbanos fue normal en los andenes externos de la Terminal Terrestre, en el norte de Guayaquil. Las unidades retomaron su jornada completa después de 13 días de circulación parcial. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los buses de transporte urbano de Guayaquil continuaron con su jornada regular pasado el mediodía de este jueves 3 de junio de 2021. La medida de paralización parcial de sus recorridos le levantó luego de un acuerdo entre dirigentes del gremio y autoridades del Gobierno.  

Los andenes ubicados en la parte externa de la Terminal Terrestre, en el norte de la ciudad, registraron un flujo normal. Por 13 días lucieron vacíos, con decenas de usuarios aguardando por otras alternativas de movilización

“He tenido que gastar casi USD 5 diarios para ir al trabajo”, “había furgonetas y camionetas, pero no se guardaba el distanciamiento”, “el paro nos ha afectado a los más pobres”, son algunos de los reclamos que se repitieron entre los usuarios.   

La Federación de Transportistas Urbanos del Guayas (Fetug) redujo su jornada laboral desde el 21 de mayo de 2021 para protestar por el alza del diésel. Las rutas comenzaban a las 04:00 y finalizaban a las 12:00.  

Pero ayer tras una reunión con Marcelo Cabrera, ministro de Transporte y Obras Públicas, se comprometieron a levantar la medida para entablar un diálogo. Christian Sarmiento, presidente de la Fetug, dijo que el martes tienen previsto un nuevo encuentro para presentar sus propuestas al presidente Guillermo Lasso

Uno de los planteamientos es que se detenga el incremento del diésel mes a mes, hasta que se cree un reglamento que focalice el combustible, al precio que determine el Gobierno para el transporte público. El precio del pasaje no subirá, según afirmó el dirigente.  

Sarmiento explicó además que para Guayaquil realizan un proyecto de modificación de la operación de las unidades, para sobrellevar las pérdidas económicas. Esto implica sacar de circulación aquellos buses con averías, que representen gastos a sus propietarios, y laborar con menos unidades, por menor tiempo. Usualmente, las unidades circulan 30 días; ahora lo harían entre 22 y 25 días.  

“La ciudad no se quedará sin el servicio -afirmó Sarmiento-. Somos los transportistas quienes tendremos que guardar algunas unidades y privarnos de trabajar. Pero la jornada laboral estará completa en todas las rutas establecidas en la ciudad de Guayaquil, que son 108”.