Armada solicita revisión de contrato de la segunda fase del dragado del islote El Palmar, en el río Guayas

La Prefectura tiene un proyecto para dragar la zona entre el islote El Palmar y La Puntilla, en el río Guayas. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La Prefectura tiene un proyecto para dragar la zona entre el islote El Palmar y La Puntilla, en el río Guayas. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Imagen referencial del islote El Palmar. La Armada del Ecuador solicitó a las autoridades competentes la revisión del contrato de la segunda fase de dragado de los alrededores del islote El Palmar. Foto: Mario Faustos / Archivo / EL COMERCIO

La Armada del Ecuador solicitó a la Contraloría General del Estado la revisión del contrato de la segunda fase de dragado de los alrededores del islote El Palmar, en el río Guayas, pues aún se espera por el inicio de los trabajos un año después de la firma del documento entre la Prefectura del Guayas y el Servicio de Dragas de la Armada (Serdra).

El contrato de USD 58 814 502 fue suscrito el 18 de abril del 2018 y según la Armada se encuentra en ejecución desde el 10 de octubre de 2018, aunque ha sufrido una serie de cambios y reprogramación del calendario, lo que ha atrasado la puesta en marcha de la obra.

El contralmirante Darwin Jarrín Cisneros, comandante General de la Armada, informó en un comunicado el pasado 18 de abril, que solicitó a los organismos de control la revisión del contrato a fin “velar y optimizar el uso de los recursos públicos”.

La fase dos del dragado del islote ubicado entre Guayaquil y La Puntilla (Samborondón), en la provincia del Guayas, y la disposición de sedimentos en el vecino cantón Durán tuvo dos concursos fallidos en la administración del exprefecto Jimmy Jairala.

Carlos Luis Morales, prefecto electo del Guayas, adelantó en un comunicado de este sábado 20 de abril que una vez posesionado iniciará el proceso de terminación unilateral de la contratación del dragado por “inconveniente e irregular”. Y sostuvo que se requiere convocar a un concurso nacional e internacional que garantice la capacidad técnica, el mejor precio y la transparencia y las competencias necesarias.

“Mi decisión como prefecto electo, es ir a la terminación unilateral del actual contrato para el dragado del río Guayas y a la convocatoria a una nueva licitación internacional que garantice que esta obra, tan esperada, se realice de forma técnica y transparente”, apuntó Morales.

Suplementos digitales