OMS: Covid-19 sigue siendo emergencia de salud públi…
Informe de abusos sexuales atribuye a Benedicto XVI …
Turista holandés fue asesinado en bar de Santa Ana, …
EE.UU. aprueba envío de armas aliadas a Ucrania, en …
Alerta roja
Margen derecha del río Coca, la alternativa
Comunidades de Tumbaco y Los Chillos protegen al Ilaló
Viceministro del Interior: ‘Las muertes han au…

Sigue la polémica sobre si la tumba de Tutankamón esconde la de Nefertiti

El ministro egipcio de Antigüedades asegura que dentro del mausoleo de Tutankamon podría estar el sepulcrod e la reina Nefertiti. Foto: Wikicommons.

El ministro egipcio de Antigüedades asegura que dentro del mausoleo de Tutankamon podría estar el sepulcrod e la reina Nefertiti. Foto: Wikicommons.

El ministro egipcio de Antigüedades asegura que dentro del mausoleo de Tutankamon podría estar el sepulcrod e la reina Nefertiti. Foto: Wikicommons.

Egiptólogos reunidos el domingo 8 de mayo del 2016 en El Cairo para debatir la tesis según la cual la tumba del faraón Tutankamón esconde la de la reina Nefertiti no se pusieron de acuerdo tras tensos debates, con la conclusión, eso sí, de que hay que seguir investigando.

Por su parte, el ministro de Antigüedades de Egipto, Jaled al Anani señaló que son necesarias nuevas tecnologías para determinar si existen cámaras ocultas en la tumba del joven Faraón, que según un arqueólogo británico podrían guardar los restos Nefertiti.

Anani, dirigiéndose a arqueólogos y periodistas en una conferencia de prensa en El Cairo, una vez más decepcionó a la mayoría de los presentes y a muchísimos científicos, periodistas y público en general de todo el orbe amantes de los misterios egipcios.

“No haré ninguna perforación hasta que esté 100% convencido de que existe una cavidad detrás de la pared” , declaró el ministro Al Anani frente a los especialistas y periodistas.

En el otoño (boreal) de 2015, su predecesor, Mamduh al Damati lanzó con gran pompa, tras alertar a la prensa de todo el mundo, un gran proyecto que recurriendo a modernas tecnologías, concretamente a potentes escáneres, podría casi con seguridad determinar si al menos hay una bóveda junto a la tumba de Tutankamón, como sostienen numerosos egiptólogos.

En setiembre pasado, se inspeccionó la tumba siguiendo la teoría del especialista británico Nicholas Reeves.

A este asunto se le prestó muchísima atención, pero este domingo algunos de los críticos llegaron a mencionar una “ manipulación del proyecto, que no ha dado resultados científicos probados ” .

Como telón de fondo se señala una campaña para intentar revivir el interés por Egipto, en particular a nivel del turismo, alicaído tras años de agitación política en el país norteafricano.

Nefertiti, una reina que ejerció un importante papel político, junto a su esposo, el faraón Akenatón, y que fue inmortalizada como un símbolo de belleza de su tiempo, vivió hace más de 3.300 años.

El misterio que desencadenó la polémica tendría su origen en la muerte inesperada del niño-rey, de apenas 19 años, en el año 1324 antes de la era cristiana, según Reeves.

A falta de una tumba disponible para Tutankamón, los sacerdotes habrían decidido reabrir la de Nefertiti diez años después de su muerte, para acoger al joven faraón. Su fama mundial es sobre todo consecuencia de su fabulosa máscara funeraria de oro.

Suplementos digitales