Los albergues necesitan enseres y mantenimiento en Cotopaxi
Avance de gripe aviar sigue bajo análisis
Tres acuerdos comerciales están al borde de la firma…
Promover el sí, reto para Guillermo Lasso por las re…
Pico y placa en Quito: Restricciones para este miérc…
Fundación Hospital de los Valles lanza campaña navid…
La eliminación del subsidio al sector camaronero gen…
Turismo publica los feriados oficiales para 2023, 20…

Pesebre gigante del monasterio del Carmen Bajo se exhibirá hasta el 21 de diciembre del 2019

El pesebre gigante del monasterio del Carmen Bajo se exhibirá hasta el 21 de diciembre del 2019. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

El pesebre gigante del monasterio del Carmen Bajo se exhibirá hasta el 21 de diciembre del 2019. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

El pesebre gigante del monasterio del Carmen Bajo se exhibirá hasta el 21 de diciembre del 2019. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Al ingresar a la nave de la segunda planta del monasterio del Carmen Bajo, en el Centro Histórico de Quito, lo primero que se observa son cientos de figuras talladas en madera que brillan con la luz. Son parte del pesebre gigante que puede ser apreciado por el público en estos días previos a la Navidad.

Desde el 2011 en adelante, el nacimiento se exhibe previo al 24 y 25 de diciembre. Antes de ese año era un privilegio al que solo podían acceder expresidentes, exministros, diplomáticos y otras autoridades. En estos días, los belenes se mostrarán del 16 al 21 de diciembre en horarios de 09:00 a 11:45 por las mañanas. En la tarde de 14:00 a 16:30. La dirección: calle Venezuela y Olmedo.

La entrada cuesta USD 3 para los adultos y USD 2,50 y USD 1 para adultos mayores y niños. “Es uno de los pesebres más llamativos de la Escuela Quiteña con 200 años de historia. La figura más relevante es la original de la Virgen de Legarda o de El Panecillo”, asegura Luis Sanguña, coordinador de los voluntarios.

Los muñecos se elaboraron en madera de balsa en diferentes épocas, por lo que requieren un cuidado especial. También se los protege con cristales para evitar robos de las piezas. Los vidrios fueron donados por la empresa Direct TV Ecuador.

El pesebres del monasterio del Carmen Bajo es uno de los más llamativos de la Escuela Quiteña con 200 años de historia. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

27 colaboradores de esa firma junto a funcionarios del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) del Municipio de Quito trabajaron en conjunto para conservar el monasterio del Carmen Bajo. Se realizaron obras de limpieza general, iluminación e instalación de vidrios en los arcos del patio central, iluminación de los campanarios, cambio de polea en la cúpula, colocación y distribución de plantas, así como del césped en el patio principal. Además, se pintó la fachada.

De otro lado, voluntarios de la misma compañía iluminaron el pesebre que también tiene figuras de barro esmaltado. También apoyaron en la refacción del monasterio, en donde habitan 11 hermanas de la Orden Carmelitas Descalzas. Este templo fue afectado por las manifestaciones de octubre pasado.

La presentación y entrega de las obras se realizará a las 18:00 de mañana, jueves 19 de diciembre del 2019.