Santiago Guerrero Vinueza es periodista en Grupo El Comercio desde julio del 2006. Actualmente se desempeña como coordinador del portal www.BenditoFutbol.com y conductor de Bendito Fútbol en Radio Platinum. Licenciado en Comunicación Social y Máster en Dirección de Comunicación Empresarial. Su cuenta de Twitter: @sasty7.

10 conclusiones que dejó la victoria de Barcelona sobre El Nacional

COMPARTIR
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 12
Sorprendido 2
Contento 52

La campaña de Barcelona Sporting Club en el 2016 es soberbia. Ya llegó a los 91 puntos en la tabla acumulada y se encamina a conseguir la estrella 15. Tendría que ocurrir una catástrofe para que el Ídolo del Astillero no pueda coronarse como campeón del Ecuador.

Este miércoles 16 de noviembre, el cuadro canario consiguió una victoria importantísima, que le aleja más de sus rivales y que lo empuja hacia su gran objetivo de la temporada. Pero más allá de los tres puntos, el triunfo ante El Nacional dejó varias conclusiones:

1. El 'Kitu' ya es una leyenda
Es verdad que por Barcelona SC han pasado grandes jugadores que se han consagrado con la camiseta amarilla. Pero esta temporada Damián Díaz ha vuelto a ratificar lo que hizo en el 2012. El mediocampista argentino se ha ganado con fútbol y carisma a la hinchada amarilla y, a estas alturas, ya es uno de los referentes de la afición. Solo el tiempo dirá cuál es el puesto que le corresponde al 'Kitu' en la historia del equipo torero, pero, hoy por hoy, sin duda ocupa un lugar especial.

2. Oyola, como el vino
El cordobés Matías Oyola cumplió 34 años hace un mes y ante los puros criollos fue el mejor jugador de la cancha. El llamado a la Selección parece que le hizo muy bien y el 'Pony' está mostrando un nivel excepcional. Es otro de los jugadores que se ha ganado el cariño de la hinchada amarilla y él lo corresponde con fútbol y garra. El 'capi', como le llaman en la concentración torera, lleva ocho años vistiendo la blusa del Ídolo del Astillero y parece que con el paso del tiempo juega mejor. Es otro jugador que ocupará un lugar importante en la historia amarilla.

3. Caicedo se va a ir más rápido de lo pensado
El nivel de Marcos Caicedo es realmente superlativo. El mediocampista zurdo ha crecido como la espuma. En un semestre pasó de jugar muy poco en el Zacatecas de México a ser titular en Barcelona, a debutar en la Selección y a estar a un paso de levantar el título. Su juego es fundamental en la idea táctica de Guillermo Almada. Marcos Caicedo es uno de los mejores jugadores ecuatorianos del momento y para Barcelona va a ser imposible retenerlo, porque las propuestas que le van a llegar seguramente serán irrechazables.

4. Almada, el gran constructor
El uruguayo Guillermo Almada fue muy criticado el año pasado por el mal rendimiento de su equipo y se quedó en Barcelona esta temporada únicamente porque tenía un contrato firmado. Sin embargo, a estas alturas, el DT charrúa se ha convertido en el gran constructor del Barcelona 2016. El entrenador se ha encargado de poner cada pieza en su lugar, de darle a cada jugador el espacio que necesitaba, de poner jugadores donde hacían falta y sacarlos donde sobraban. Almada ha tomado decisiones acertadas y hoy se están viendo los frutos. Aparte de sus virtudes tácticas, Almada se ha comprometido con el Ídolo del Astillero al punto de haberse quedado en Ecuador para dirigir el partido ante El Nacional, a pesar de que falleció su madre. "Ella me bendijo desde el cielo", dijo tras la victoria.

5. La mejor herencia: ¡la renovación!
En poco tiempo, Barcelona ha podido armar un plantel que parece imbatible en el campeonato nacional. En este equipo juegan varios muchachos de experiencia como Díaz, Oyola, Lanza, Castillo... pero rodeados de jóvenes que serán el presente y futuro del Ídolo del Astillero. Guillermo Almada ha ido probando hasta encontrarles un espacio preciso a Xavier Arreaga (22 años), Darío Aimar (21), Mario Pineida (24), Washington Vera (22), Erick Castillo (21), Ely Esterilla (23) y otros que vienen atrás de ellos. Si las cosas salen bien, estos nombres dejarán muchos réditos a Barcelona, dentro y fuera de la cancha.

6. El Ídolo aprovechó el año
El 2016 ha sido probablemente el año más caótico en la historia del fútbol ecuatoriano y casi todos los clubes profesionales han tenido dificultades para sobrevivir. Otros, como Liga, Emelec e Independiente, han tenido sus propios inconvenientes y le han allanado el camino a Barcelona. El mérito de la dirigencia amarilla es haber aprovechado las circunstancias. Es verdad que los rivales estuvieron ocupados en otras cosas (Liga no armó bien a su equipo, Emelec se preocupó de los torneos internacionales y cambió de entrenador y jugadores, Independiente no alcanzó a recuperarse de su enorme participación en Copa Libertadores), pero el equipo porteño demostró, con fútbol, que es el mejor de la temporada y que si logra el título será un justo campeón.

7. El mérito de la dirigencia

El presidente José Francisco Cevallos recibió el equipo con enormes problemas. De hecho, los inconvenientes siguen y seguirán por un buen tiempo, pero la dirigencia ha tomado dos decisiones: priorizar el primer plantel y transparentar su gestión. A pesar de las deudas que el Ídolo tiene pendientes con distintos acreedores, el equipo está prácticamente al día en sus pagos y eso para nuestro fútbol es casi un hecho excepcional. Además, cada una de las decisiones de la dirigencia amarilla ha sido sensata y se las ha hecho conocer a los aficionados, quienes son, al fin y al cabo, el gran patrimonio de este club.

8. La hinchada
Este equipo hizo clic de inmediato con la hinchada. En principio, mucho tuvo que ver la presencia de varias exfiguras amarillas en la dirigencia, como el mismo José Francisco Cevallos, Alfaro Moreno y otros como Jimmy Montanero. Pero con el paso de los partidos, la afición torera se fue conectando más y más y hoy en día, donde juegue Barcelona, hay una gran presencia de su hinchada. Este miércoles, el Atahualpa sintió esa conexión entre los jugadores y los hinchas. Más de 20 mil amarillos pagaron una entrada para el último partido de Barcelona en Quito, en lo que resta del 2016.

9. Álvez debe quedarse
Aunque no jugó ante El Nacional, el uruguayo Jonatan Álvez ha sido fundamental esta temporada en Barcelona. Sus 18 goles lo ubican segundo en la tabla de arponeros. Pero no solo eso, sino que el charrúa se ha ganado a la afición porteña. Es muy común que los niños quieran lucir su peinado y que los jóvenes usen la camiseta 44. Eso solo refleja que Álvez se ha metido en el corazón amarillo a punta de goles y festejos emocionados. Si Barcelona tiene alguna aspiración internacional para elpróximo año, la dirigencia debe hacer lo posible por reteneterlo.

10. ¿Alcanza el nivel para pelear afuera?
No. Este equipo tiene el nivel para casi pasearse en el campeonato nacional, pero a Barcelona le hacen falta nombres para pelear en la Copa Libertadores del próximo año. Del equipo titular que le ganó a El Nacional, casi ninguno tiene una experiencia importante en partidos internacionales. Los únicos con algún recorrido son: Damián Lanza, Matías Oyola, Damián Díaz y Marcos Caicedo. El resto, prácticamente no ha hecho una carrera internacional. Si el Ídolo quiere luchar en la Libertadores del 2017, tendrá que reforzarse en experiencia, porque la juventud, la potencia y las ganas ya las tiene este plantel.