13 de mayo de 2019 00:00

Teatro juvenil Shuar se presenta en Quito

Las obras del grupo Yapankam son interpretadas por jóvenes de la comunidad Kuamar. Foto: cortesía.

Las obras del grupo Yapankam son interpretadas por jóvenes de la comunidad Kuamar. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 8
Fernando Criollo
Redactor
(F-Contenido intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Seis jóvenes de la comunidad Kuamar, del cantón Taisha en Morona Santiago, son los pioneros del teatro amazónico comunitario a través del Grupo Cultural Shuar Yapankam.

Dos de sus más recientes obras se presentarán el próximo fin de semana en el escenario del Teatro de Nijinsky, en el norte de Quito.

El proyecto nace en 2012, a partir de la visita de un equipo de antropólogos que ofreció un taller sobre teatro del oprimido, en la sede de la organización Nashe, en Morona Santiago. Después de la capacitación Suanua Maiche compartió la experiencia con los jóvenes de su propia comunidad y se convirtió en la promotora y cocreadora del grupo junto con su padre Manuel Maiche.

El objetivo, dice Manuel, es fortalecer la identidad cultural y el valor de las lenguas ancestrales, así como exponer su visión sobre la defensa territorial y la conservación ambiental de la región. En ese contexto se han producido siete piezas teatrales en los últimos siete años de actividad.

El grupo escogió dos obras de ese repertorio para presentarlas en Quito.
‘Yapankam’ es la representación de una leyenda de la tradición oral shuar sobre el resurgimiento de la vida. La historia tiene como protagonista a Etsa, un shuar separado de su familia y criado por Iwia, un gigante caníbal del que aprende el arte de la cacería. Al crecer Etsa ha matado a casi todos los animales de la selva, hasta que aparece el Yapankam, una exótica y mística ave que le revela el secreto de su origen. Para enmendar sus acciones, Etsa acepta realizar un ritual con el que podrá repoblar la selva y devolverle su vitalidad.

Para interpretar a los personajes, los actores emplean elementos naturales, utensilios y vestimentas tradicionales. Suanua explica que la naturaleza destructiva del personaje Iwia adquiere un significado más amplio en la obra, que representa a los poderes políticos y económicos actuales.

La segunda obra en escena es ‘Il chichame’, en la que se expone los procesos de colonización y evangelización que empezaron a vetar el uso de las lenguas tradicionales e imponer el español como código obligatorio de comunicación. Como resultado, las nuevas generaciones han dejado de comunicarse en su lengua nativa, hasta que una líder de la comunidad convence a los jóvenes sobre la importancia de rescatar el idioma como una forma de defender su identidad.

Manuel explica que las obras son interpretadas en idioma shuar, pero se realizará una introducción en español antes de la presentación.

Las funciones se realizarán con el objetivo de recaudar fondos para financiar un viaje a Manabí, donde el grupo participará en un encuentro de intercambio cultural en la Red Mushuk Away, sobre educación alternativa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)