La despedida de Álex Quiñónez tuvo música y pedidos…
Otro tiroteo ocurrió a pocos pasos del sitio donde f…
Borrero participará de la cumbre mundial de Salud, e…
Casi un millar de casas afectadas por fuerte tempora…
Choque masivo de 15 vehículos envía a seis personas …
‘No olviden a los 3 hijos de Álex QuiñónezR…
‘Otoniel’ tenía 128 órdenes de captura, …
Campesinos se suman a movilizaciones convocadas por …

Nueva UNE celebró congreso constitutivo en Quito

Foto: Twitter @geovanni_atari

Foto: Twitter @geovanni_atari

El congreso constitutivo de la Nueva UNE fue celebrado en la Universidad Central. Foto: Twitter @geovanni_atari

La Nueva UNE, gremio opuesto a la Red de Maestros, celebró ayer, sábado 20 de octubre, su congreso constitutivo en la Universidad Central, en Quito. Frente a personalidades de la política y otros vinculados a temas educativos, Isabel Vargas asumió la presidencia nacional.

A través de la ‘Unión Nacional de Trabajadores de la Educación, Unión Nacional de Educadores’, los antiguos dirigentes del que fuera el sindicato de profesores fiscales más grande del país buscan volver a tener presencia.

La exUNE no pudo recuperar su personería jurídica ni detener la disolución de su patrimonio. Pero sus viejos líderes lograron registrar un nuevo sindicato, el 26 de marzo del 2018, como lo contó EL COMERCIO, en junio pasado.

El sábado, entre los asistentes al congreso constitutivo del gremio que reemplaza a la UNE, estuvo Julio César Trujillo, presidente del Consejo de Participación y Control Social Transitorio. También Diana Atamaint, vicepresidenta del CNE transitorio.

Además de dirigentes del exMPD, hoy Unidad Popular, movimiento cercano a este sindicato. Entre ellos Geovanni Atarihuana y Mery Zamora, expresidenta de lo que fue la UNE. Otro invitado fue el analista Milton Luna, del Contrato Social por la Educación.

La nueva UNE está presidida por Isabel Vargas; Jorge Intriago, vicepresidente; Jacqueline Mendez, Sectetaria de actas; Luis Chillagana, tesorero; y Celso Aguirre, coordinador. Este gremio fue registrado ante el Ministerio del Trabajo. No de Educación.

La década anterior la vieja UNE perdió fuerza; sus dirigentes se vieron cercados ante la prohibición de hacer paralizaciones que sobrepasaron incluso los dos meses sin clases en planteles públicos, como medida de presión.

También se les quitó el derecho a sus directivas a la comisión de servicios para ejercer el cargo, con sueldo. Por ello, su última directiva tuvo que renunciar al puesto en el magisterio. Tampoco podían descontar directamente porcentajes de los sueldos de los maestros, para fines gremiales. Así sufrió otro sindicato de profesores, la Red de Maestros, que para muchos, nació vinculada al gobierno anterior. Aunque sus líderes lo han negado.

Suplementos digitales