La Súper de Bancos alerta sobre nuevas entidades que…
Bandas de paz y bastoneras desfilaron en Quito por e…
23 citaciones y seis clausuras se registraron en Pic…
Gobierno de Lenín Moreno cumplió con el 42% de sus metas
Ecuador ganó premió internacional por campaña promoc…
Especiales periodísticos de EL COMERCIO por los 200 …
Rusia clama victoria en Mariúpol y prosigue ofensiva…
Suben a tres los casos confirmados de viruela del mo…

¿Ecuador está en capacidad de producir o reproducir la vacuna de covid-19?

Imagen referencial. Expertos sostienen que se requiere de una infraestructura especializada en el Ecuador, para reproducir dosis de la vacuna contra el covid-19. Foto: AFP

Imagen referencial. Expertos sostienen que se requiere de una infraestructura especializada en el Ecuador, para reproducir dosis de la vacuna contra el covid-19. Foto: AFP

Imagen referencial. Expertos sostienen que se requiere de una infraestructura especializada en el Ecuador, para reproducir dosis de la vacuna contra el covid-19. Foto: AFP

Tras el anuncio del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, sobre su interés de reproducir y distribuir las vacunas contra la enfermedad covid-19, expertos como el salubrista y catedrático de la Universidad de las Américas (UDLA), Esteban Ortiz, aclaró que en Ecuador no se ha desarrollado dosis, desde el 2014, tanto en el sector público como en el privado. El motivo principal es que no hay infraestructura instalada para cumplir con esta labor.

Para manipular el virus, en los laboratorios -explicó- se necesitan niveles de bioseguridad altos: sobre el nivel tres. En el país, pocos alcanzan a esos parámetros; pero se encargan de la manipulación de bacterias. Mientras que en los centros de las universidades se realizan investigaciones pequeñas; no están en la capacidad de producir masivamente.

Ortiz, quien fue gerente de investigación de la extinta Empresa Pública de Fármacos (Enfarma), sostuvo que el Ecuador sí fabricaba vacunas hasta el 2014. Lo hacía en el Izquieta Pérez, ubicado en Guayaquil, en donde se producía la BCG que es la dosis contra la tuberculosis. “Se lo hacía de forma artesanal, pero eran de calidad”.

Sin embargo, en ese año, el Izquieta Pérez se dividió en dos: Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) y en Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa). En un inicio, la primera se hizo cargo de las vacunas, pero luego pasó a Enfarma, empresa que no rindió frutos y fue diluida por el Gobierno.

“Cuando pasó a Enfarma, el Ministerio de Salud dejó de comprar la fórmula, porque no se cumplía con los estándares internacionales. Al no haber ventas ya no se fabricó más dosis y se paró la producción. Luego Arcsa cerró la planta”.

Tras estos antecedentes, Ortiz insistió que en el Ecuador no se puede fabricar ninguna vacuna; tampoco se puede hacer la replicación o reproducción, por las mismas razones: no hay la infraestructura instalada. “No es una receta de comida ni una tableta o cápsula que se pueda copiar fácilmente”.

Con ello contradijo al ministro Zevallos, quien en varias oportunidades ha reiterado la decisión del Gobierno Nacional de realizar las gestiones necesarias para la obtención de las dosis contra esta enfermedad que ha dejado hasta el 19 de agosto del 2020, 104 475 casos positivos en Ecuador: 95 519 confirmados con pruebas PCR y 8 956 con rápidas.

“Esta vacuna de covid-19 es un biológico, por lo que si se la replica se requiere de la validación para conocer su eficacia en humanos”.

Argentina y México cerraron un acuerdo con el laboratorio AstraZeneca, con sede en Reino Unido, para la producción y distribución de la dosis en América Latina.

“El laboratorio AstraZeneca ha formado un acuerdo con la Fundación Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica, con excepción de Brasil, que van a estar disponibles para el primer semestre de 2021 y se va a distribuir equitativamente entre los países a solicitud de los gobiernos”, dijo el pasado miércoles 12 de agosto del 2020 el presidente argentino Alberto Fernández.

Estos países sí tienen la posibilidad de elaborar la fórmula, porque cuentan con la infraestructura necesaria; al igual que Cuba y Brasil.

¿Si Ecuador decide producir, cuánto debería invertir?

“Para repotenciar la planta de Guayaquil (Izquieta Pérez) se deberá invertir unos USD 300 000, pero para una planta que dure más de 10 años se debería tener un presupuesto de al menos USD 10 millones“.