Misión del FMI empezó su trabajo en Ecuador
División entre los concejales en la entrega de ofren…
Chile confirma cuatro casos de transmisión comunitar…
Miami tendrá su propia criptomoneda, el ‘Miami…
Cuatro heridos al virarse una lancha en la que viaja…
Yunda presidió sesión por el 2 de Agosto; Guarderas …
Presidente del Parlamento libio rechaza la candidatu…
Guayaquil acelera la vacunación y reporta estabilida…

El colesterol podría influir en la progresión del alzhéimer

Imagen referencial. Un estudio halló que en el cerebro el colesterol actúa como catalizador que activa la formaci´+on de un grupo tóxico de proteína, vital en el desarrollo del alzhéimer. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Un estudio halló que en el cerebro el colesterol actúa como catalizador que activa la formaci´+on de un grupo tóxico de proteína, vital en el desarrollo del alzhéimer. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Un estudio halló que en el cerebro el colesterol actúa como catalizador que activa la formación de un grupo tóxico de proteína, vital en el desarrollo del alzhéimer. Foto: Pixabay

El colesterol, una molécula normalmente asociada a las enfermedades cardiovasculares, podría tener influencia en el comienzo y la progresión del alzhéimer, según un estudio publicado hoy, 7 de mayo del 2018, en la revista Nature Chemistry.

Un equipo internacional, encabezado por expertos de la Universidad inglesa de Cambridge, halló que en el cerebro el colesterol actúa como catalizador que activa la formación de un grupo tóxico de la proteína beta-amiloide, que es vital en el desarrollo de la enfermedad de alzhéimer.

Los resultados suponen otro paso para desarrollar un tratamiento contra una enfermedad que afecta a millones de personas.

El estudio subraya, no obstante, que no está claro si los resultados puedan tener influencia en la dieta contra el colesterol.

Si bien el vínculo entre la proteína beta-amiloide y el alzhéimer está bien establecido, lo que ha intrigado hasta ahora a los investigadores es cómo la beta-amiloide puede agregarse al cerebro, pues generalmente está presente en niveles muy bajos.

Los investigadores de Cambridge, encabezados por Michele Vendruscolo observaron en estudios in vitro que la presencia de colesterol en membranas celulares pueden actuar como activador de la beta-amiloide.

“La cuestión para nosotros ahora no es cómo eliminar el colesterol del cerebro, sino cómo controlar el rol del colesterol en la enfermedad de alzheimer a través de la regulación de su interacción con beta-amiloide”, dijo Vendruscolo.

“No estamos diciendo que el colesterol es el único que activa el proceso, pero ciertamente es uno de ellos”, añadió.

“Este trabajo nos ha ayudado a reducir una pregunta específica en el terreno de la investigación del alzhéimer. Ahora necesitamos entender en más detalle cómo este equilibrio del colesterol es mantenido en el cerebro a fin de encontrar maneras de no activar la beta-amiloide”, subrayó la investigadora.