La construcción se reactiva con incentivos y exonera…
Sobre dos ruedas recorren Quito en la noche
3 158 nuevas becas para la Universidad están en riesgo
Nexos con paraísos fiscales persiguen a tres gobernantes
La informalidad persigue al 70% de jóvenes del Ecuador
Maduro habló con un caballo sobre el legado de Hugo Chávez
Concejo de Quito aprobó el plan de seguridad ciudadana
Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar biene…

Celebridades visibilizan la depresión, un trastorno que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo

En los últimos años, celebridades como Justin Bieber, Selena Gomez, Chris Cornell, Demi Lovato, Chester Bennington, entre otros, han hablado sobre la depresión. El trastorno en la salud mental llevó a que Bennington y Cornell se quiten la vida en el 2017.

En los últimos años, celebridades como Justin Bieber, Selena Gomez, Chris Cornell, Demi Lovato, Chester Bennington, entre otros, han hablado sobre la depresión. El trastorno en la salud mental llevó a que Bennington y Cornell se quiten la vida en el 2017.

En los últimos años, celebridades como Justin Bieber, Selena Gomez, Chris Cornell, Demi Lovato, Chester Bennington, entre otros, han hablado sobre la depresión. El trastorno en la salud mental llevó a que Bennington y Cornell se quiten la vida en el 2017. Fotos: Instagram.

La depresión no tiene rostro. Silente, el trastorno mental es capaz de resquebrajar la salud emocional de más de 300 millones de personas a escala global, según lo documenta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad -que necesita de tratamiento psicológico- también ha trastocado la vida de músicos, actrices y personalidades de la industria del entretenimiento internacional que -a partir de la aceptación- logran poner en la esfera pública una problemática que puede atacar a todo ser humano.

El caso más reciente que se registra en el campo musical es el del cantante canadiense Justin Bieber que, según reportaron medios internacionales el 14 de febrero del 2019, decidió buscar ayuda e ingresar a un tratamiento que le permita sobrellevar la depresión.

El psicólogo clínico Fernando Torres explica que la depresión es la enfermedad del siglo XXI. “Nadie es inmune a ella. El problema actual es que en el Ecuador -y en el mundo- hay un total analfabetismo de lo que es la salud mental. El autoestima, el amor propio se ha desvalorizado, lo emocional no se cultiva”, afirma el especialista.

La depresión, que puede alcanzar un cuadro crónico, puede tomar hasta seis meses para diagnosticarse; causa sufrimiento y altera las actividades laborales, escolares y vínculos personales. La patología se caracteriza por la presencia persistente de tristeza y una pérdida de interés en actividades que generalmente se disfrutan.

Demi Lovato, cantante estadounidense que suma más de 15 años de trayectoria artística en Hollywood, ha hablado abiertamente sobre el trastorno bipolar que padece, además de un cuadro de bulimia y su lucha constante por mantenerse sobria. En su documental ‘Simply
Complicated’ (2017)
, la intérprete reconoció que ha vivido con depresión desde su adolescencia y que no logró superarla, pese al apoyo de su familia y equipo de trabajo.

Video: YouTube, cuenta: Demi Lovato

Un año después, el 24 de julio del 2018, la artista sufrió una recaída y fue hospitalizada en el Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles por una sobredosis de fentanilo que, según una investigación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, tiene una potencia 100 veces mayor que la morfina y se usa para el tratamiento de dolor agudo.

Lovato sobrevivió a la sobredosis y -como muestra de agradecimiento– publicó un mensaje el 5 de agosto del 2018. “Siempre he sido transparente sobre mi viaje con la adicción y la depresión. Lo que he aprendido es que estas enfermedades no desaparecen o se desvanecen con el tiempo. Es algo que debo continuar superando y aún no lo he hecho”, publicó la cantante de 25 años.

Si bien medios hicieron pública la batalla de Bieber contra la depresión el pasado 14 de febrero del 2019, el intérprete de Sorry no ha ocultado sus problemas con la fama. En un diálogo con la revista Vogue que fue difundido el pasado 7 de febrero, el cantante reveló cómo el reconocimiento masivo lo afectó. 

“Pensaba: ‘La gente me ama, yo soy el amo’. Me volví muy arrogante. Me encontré haciendo cosas de las que me avergüenzo. Y creo que usé Xanax (un medicamento que se prescribe para la ansiedad).

La expareja de Bieber y cantante Selena Gómez también batalla con la depresión y la ansiedad y es consciente de que quizás sea una lucha que deberá llevar toda su vida. Así lo afirmó en una entrevista con el periódico El País de España en el año 2018. La actriz decidió entrar a un programa de rehabilitación de dos semanas para mejorar su salud mental. En octubre del 2018 fue ingresada en un centro psiquátrico tras sufrir una crisis emocional. 

En el diálogo con El País, Gómez detalló que su salud mental se vio afectada con el paso de los años por quiebres emocionales, el escrudriño público y el deterioro de su bienestar físico. Además, la intérprete padece lupus, una enfermedad en la que el propio sistema inmunológico ataca las células y tejidos sanos por error. Como consecuencia de la patología, Gomez tuvo que someterse a un trasplante de riñón en el 2017. 

Ver esta publicación en Instagram

I’m very aware some of my fans had noticed I was laying low for part of the summer and questioning why I wasn’t promoting my new music, which I was extremely proud of. So I found out I needed to get a kidney transplant due to my Lupus and was recovering. It was what I needed to do for my overall health. I honestly look forward to sharing with you, soon my journey through these past several months as I have always wanted to do with you. Until then I want to publicly thank my family and incredible team of doctors for everything they have done for me prior to and post-surgery. And finally, there aren’t words to describe how I can possibly thank my beautiful friend Francia Raisa. She gave me the ultimate gift and sacrifice by donating her kidney to me. I am incredibly blessed. I love you so much sis. Lupus continues to be very misunderstood but progress is being made. For more information regarding Lupus please go to the Lupus Research Alliance website: www.lupusresearch.org/ -by grace through faith

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

Pero la depresión, si no es tratada de forma adecuada, explica Torres, puede devenir en un suicidio. Cifras de la OMS registran cerca de 800 000 suicidios cada año, siendo esta la segunda causa de muerte en un grupo etario de 15 a 29 años a escala mundial.

El 18 de mayo del 2017, se apagó una de las voces más influyentes rock internacional: la de Chris Cornell. Su legado musical retrata que no solo cerró el ciclo del hard rock y el glam de los 80, sino que inició uno nuevo musical: el grunge. Así lo recordaba el guitarrista ecuatoriano Hittar Cuesta, fallecido en el año 2018 como consecuencia de un doble paro cardíaco. 

Cornell, quien levantó himnos como Black Hole Sun con la banda Soundgarden y Like a Stone con Audioslave, se suicidó en la habitación de un hotel, en Detroit, en el que se hospedó durante una gira con la banda The Pretty Reckless.


Cornell-quien murió a los 52 años- batalló durante más de 20 años contra su adicción a las drogas y estaba encaminado, en plena recuperación. En el 2007, admitió que -en su día a día- también peleaba con la depresión. “He sido muy afortunado y tuve una vida afortunada, pero también una vida realmente caótica, y he pasado por algunos períodos bastante oscuros, algunos de ellos autoimpuestos, otros simplemente perdiendo amigos cercanos y gente a la que extraño”, comentó el vocalista en diálogo con la radioemisora WAAF Boston.

“Tranquilamente podría ser feliz pero no es así. Los hombres no somos capaces de decir: ‘yo necesito ayuda'”, reconoció Cornell en aquella época.

Para el especialista, Fernando Torres es esencial comenzar a deconstruir el estigma de la depresión. “No es una enfermedad que se cure con decir ‘cambia de actitud, sé positivo, sonríe’. No es así. La depresión es una patología que debe tomarse en serio, que necesitaba tratamiento
y supervisión. Esto implica un cambio de pensamiento en la sociedad, que impulse a quienes lo padecen de aceptarlo y buscar ayuda”, señala.

Además, cree que el aporte de las celebridades es la apertura de mente de sus seguidores a la enfermedad. “Podría pensarse que porque tienen dinero y fama están bien, pero no es así, la depresión no mira eso. El que busquen ayuda es vital porque así, quienes lo siguen, podrían entender que ir al psicólogo no está mal”, puntualiza.

El 26 de mayo del 2017, a las 12:00, Chester Bennington, líder de la banda estadounidense Linkin Park, entonaba Hallelujah en el funeral de Chris Cornell, uno de sus mejores amigos. En una ceremonia -sentida, musical y nostálgica- se pidió por el descanso eterno del músico . Dos meses después, el 20 de julio, Bennington también se quitó la vida.

Ver esta publicación en Instagram

Birmingham, U.K. 🇬🇧 #OneMoreLight

Una publicación compartida de Chester Bennington (@chesterbe) el

Durante su trayectoria, Bennington envió un mensaje importante de concienciación sobre la depresión en canciones como Crawling y Numb. Aceptó que convivió con la enfermedad que lo atacó desde que era niño, tras haber sido abusado sexualmente. Superó las adicciones a las drogas y al alcohol, pero no logró hacerlo con el quiebre emocional que sufría a diario.

Antes de dejar este mundo, Bennington presentó One More Light, una canción que la cantó y dedicó a Cornell. En octubre del 2017, la melodía fue entonada al unísono por miles de seguidores de Bennington en un concierto que celebró su memoria en el Hollywood Bowl de Los Ángeles (Estados Unidos). Cuando lo despidieron, la pieza tomó un nuevo sentido y -entre lágrimas- sus fanáticos la convirtieron en un himno contra la depresión.

Video: YouTube, cuenta: Linkin Park.

Suplementos digitales