Presupuesto familiar se ajusta a los nuevos precios …
Patricio Carrillo es el nuevo presidente del Directo…
Guayaquil soportará temperaturas más bajas hasta septiembre
Intoxicación masiva en Bolívar tras almuerzo por fin…
Simón Cueva resaltó los logros de Finanzas en su des…
Ascienden a siete los fallecidos durante el tiroteo …
Juicio contra Leonidas Iza: ¿Afectará el diálogo con…
Detenido del tiroteo del 4 de julio en EE.UU. planeó…

Alerta por un juego de WhatsApp que induce a la anorexia y la bulimia

Imagen referencial. Los menores que participan del juego deben cumplir retos como dejar de comer, hacer ejercicio al extremo o producirse laceraciones para no tener apetito. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Los menores que participan del juego deben cumplir retos como dejar de comer, hacer ejercicio al extremo o producirse laceraciones para no tener apetito. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Los menores que participan del juego deben cumplir retos como dejar de comer, hacer ejercicio al extremo o producirse laceraciones para no tener apetito. Foto: Pixabay

Canciones, desafíos y ‘consejos’ se generan en el ‘juego’ por WhatsApp que alertó a Colombia por desencadenar casos de anorexia y bulimia. El juego denominado las ‘princesas y príncipes de Ana y Mía’ reúne a niños y jóvenes de varios países incitándolos a dejar de comer.

Según el diario colombiano El Tiempo, en Cali, ya se diagnosticaron casos: uno por bulimia, otro por anorexia y hay tres casos más que están siendo examinados. Todos como resultado de retos, a través de grupos en WhatsApp.

En estos chats a los menores se les pide realizar actividades para bajar de peso como causarse laceraciones en el cuerpo, infringirse dolor para quitar el apetito, vomitar cierta cantidad de veces en el día o comer mirándose al espejo.

El nombre ‘Mía’ es el derivado de la palabra ‘bulimia’, y Ana el de ‘anorexia’.

“De los casos nos ha sorprendido que cuando un niño está metido en el juego, el resto de compañeros del salón también y se retan entre ellos”, dijo César Valencia, coordinador de Juventudes de la Secretaría de Desarrollo Social del Valle, de acuerdo a información de El tiempo.

Este peligroso juego, ha alertado a los padres de familia quienes ha acudido a la Fiscalía a realizar las denuncias, sin embargo, quienes convocan el juego están bajo el anonimato en las redes sociales, por lo que las autoridades aún no pueden aprehender a los responsables.

Los desafíos que se promueven en el juego, se basan en dietas restrictivas, que suman menos de 500 calorías. Además se les recomienda realizar ejercicio físico al extremo o provocarse el vómito con el objetivo de llegar a un peso de 'princesa' o 'príncipe'.

Según las autoridades, se debe trabajar con los menores para que sepan identificar cuándo un juego les divierte o les permite crecer de forma positiva y cuándo representan un peligro para su salud y su vida.