Bandas expresan voluntad de pacificación en las cárceles
En Quito, compradores refieren que el precio del ace…
Llori canceló nueva sesión; vocales del CAL se acusa…
Casos de hepatitis infantil aguda aumentan a 429
FEUE prepara plantones y movilizaciones por la educación
Proyecto de ley para fijar precio de leche cruda se …
¿Cuándo es el feriado del 24 de mayo en este 2022?
Primera Dama de Estados Unidos visitará Ecuador

La reactivación de los hospitales avanza

11 camas de la UCI estaban ocupadas en esta semana con pacientes con covid-19, en el hospital de Los Ceibos. Foto: Cortesía

Solo 25 de las 109 camas de hospitalización en el Pablo Arturo Suárez están reservadas para pacientes con covid-19, es decir, un 23%. Este hospital del Ministerio de Salud Pública (MSP) redujo sus áreas de atención de casos complicados por el virus desde septiembre pasado, por un descenso en la demanda de atención.

Esa tendencia se repite en otras unidades médicas del país, donde avanza la reapertura de espacios de distintas especialidades, sin dejar a un lado los planes de contingencia ante posibles repuntes de covid-19. Esta política se extenderá en 42 centros hospitalarios generales y de especialidad.

“Estamos preparados frente a las necesidades de la pandemia. Sin embargo, la vacunación ha sido importante y ayudará a mantener bajos niveles”, asegura Jorge Peñaherrera, gerente del Pablo Arturo Suárez.

Hasta inicios de esta semana, la casa de salud reportaba 10 pacientes en hospitalización y 13 en la UCI de covid-19. Peñaherrera dice que hubo un ligero aumento de casos críticos que no causa preocupación.

Por eso, la estrategia para retomar los servicios que estaban represados no se detiene. “Garantizaremos la atención de covid-19 si hubiera una necesidad mayor; y continuaremos con la reapertura de más áreas”. Aquí han vuelto a funcionar pediatría, traumatología y cirugía general.

El plan del MSP es recuperar el 100% de operatividad de sus hospitales. Si hay un repunte se activarán los planes de contingencia para la reorganización y reconversión de camas.

Dos de los principales centros de especialidades del país, el Eugenio Espejo en Quito y el Abel Gilbert en Guayaquil, están libres de covid-19 y volvieron a atender enfermedades catastróficas y trasplantes desde mediados de septiembre.

Los servicios del Hospital Los Ceibos, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Guayaquil, funcionan al 100%. 60 de 316 camas de hospitalización están separadas para covid-19; 15 estaban ocupadas en esta semana. En UCI hay 41 camas, 12 de ellas para pacientes con covid-19 y una estaba libre en estos días.

Freddy Aveiga es el jefe de Vigilancia Epidemiológica y explica que entre septiembre y octubre la demanda por covid-19 bajó. “Ahora tenemos que esperar el comportamiento del virus en este mes”.

En lo que va del mes, el MSP ha reportado 2 765 nuevos casos de covid en el país. Un reporte de la Escuela Politécnica Nacional sobre la capacidad de transmisión de la enfermedad muestra un leve aumento.

A inicios de octubre, 16 provincias reportaban bajo riesgo en el número promedio de nuevas infecciones. A comienzos de noviembre hay 12 en riesgo bajo y 12 en moderado.

Guayaquil tiene una estabilidad marcada. El epidemiólogo Carlos Farhat, de la mesa técnica de Salud del COE local, confirmó que en toda la ciudad hay 27 pacientes en UCI por el virus, en unidades de la red hospitalaria pública y privada.

La situación es similar en El Oro. El Hospital Teófilo Dávila, del MSP en Machala, tiene 10 camas para hospitalización por covid-19 y hay solo dos pacientes. Y de los cuatro espacios en UCI, uno estaba ocupado hasta el martes pasado.

“Los pacientes que llegan en estado crítico son aquellos que no se han vacunado y que tienen comorbilidades”, dice José Gonzaga, responsable de Epidemiología del hospital.

En esta provincia se detectaron los primeros casos de la variante Delta y la estrategia implementada para su contención se mantiene. Hay tamizaje, rastreo de casos y contactos, aislamiento preventivo y vacunación puerta a puerta.

En los últimos meses, el Teófilo Dávila ha recuperado 25 camas para medicina interna, 20 para traumatología, 30 para pediatría, 16 para neonatos y planifica ampliar a 25 las de ginecología; además se pone al día con las cirugías represadas.

Desde este lunes, el Hospital General de Macas, que tiene 12 especialidades, volvió también a la normalidad. “Estamos en un proceso de reactivación. Emergencia y consulta externa están operativas”, dice el gerente, Enrique Carvajal.