24 de febrero de 2020 00:00

La música tradicional afro se imparte durante vacaciones

Durante las clases de instrumentos también se imparten coreografías tradicionales de marimba esmeraldeña. Foto: Cortesía

Durante las clases de instrumentos también se imparten coreografías tradicionales de marimba esmeraldeña. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Marcel Bonilla
Contenido Intercultural

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un grupo conformado por 50 niños se instruye en la enseñanza del tradicional bombo, uno de los instrumentos con el que se alegra al jolgorio de la música del pueblo afroesmeraldeño. También aprenden de otros instrumentos.

Los chicos asisten a una jornada de cursos vacacionales desde el lunes pasado. En los talleres se incluyen varios instrumentos de la tradición afro.
A las clases de percusión acuden alumnos de entre 6 y 8 años, quienes con mucha seriedad aprenden a marcar el ritmo de las canciones tal y como les dicen sus instructores.

El pequeño Pedro Angulo, de 6 años, es uno de los estudiantes más entusiastas. A diario muestra su interés por saber cómo se “golpea” el instrumento que está hecho con madera y forro de cuero.

Angulo dice que en su barrio, Santa Martha, siempre tocan el bombo para entonar arrullos en honor a la Virgen del Carmen o en Navidad, para cantarle al Niño Dios. “Es algo que siento aquí dentro, creo que lo llevo en la sangre”, cuenta mientras sonríe.

Eloísa Rendón, madre del pequeño, menciona que su hijo siempre está tocando con los cubiertos sobre la mesa del comedor, como si esta fuera un bombo. Por eso lo inscribió en este curso para que le enseñaran técnicas y canciones.

El manejo del bombo, la marimba y el cununo -todos instrumentos de la tradición afroesmeraldeña- es parte de un proyecto de fortalecimiento cultural y ancestral. La iniciativa la impulsan la Prefectura de Esmeradas y la agrupación África Negra.

A esta tarea también se suma el Museo de Esmeraldas con estudiantes del Bachillerato, como un aporte al conocimiento de jóvenes que poco conocen de este arte.

En total son cinco los gestores culturales de la ‘Provincia Verde’ los que participan de esta tarea y que busca la difusión de la cultura vernácula y sus distintas manifestaciones.

El proceso empieza con una inducción a la música del pueblo afro. Allí se aborda la historia de cómo los hombres traídos de África aprendieron a elaborar sus instrumentos con materiales que encontraban en su entorno.
En esta fase, los niños aprenden a elaborar un bombo, la utilización de madera sonora para su construcción, así como los materiales usados en la elaboración de las marimbas y los cununos.

Elvis Valencia, profesor de instrumentos ancestrales de la agrupación África Negra, explica que durante el mes y medio que dura el curso, tratarán que los alumnos traten temas que parece complejos pero de forma lúdica. La idea es incluir en cada taller bases sobre historia para que les ayude a los niños a valorar la música de sus ancestros.

Los pequeños también aprenden a tocar instrumentos de cuerda contemporáneos como la guitarra, para trabajar en la fusión marimba-bombo-guitarra, como ya se hace en Esmeraldas.

Kiara Realpe es otra de las estudiantes que quiere aprender a tocar guitarra y marimba, y aunque sabe que el esfuerzo es doble, cree que puede lograrlo durante el mes y medio que dura este ciclo.

Una de sus pasiones es la marimba, porque piensa que puede hacer fusiones con otros instrumentos de cuerda como el violín, o de viento como el clarinete. Combinaciones que ya son comunes entre varias agrupaciones folclóricas de Esmeraldas.

Desde que empezaron los cursos vacacionales, las aulas de la Unidad Educativa Hispano América, en el centro de la urbe esmeraldeña, permanece llena de estudiantes. Ellos asisten en la mañana y tarde y casi siempre van acompañados de sus padres.

Eduardo Gracia, responsable del Área de Cultura de la Prefectura de Esmeraldas, recalca la calidad y la experiencia de los instructores de cada uno de los cursos, como los de percusión y marimba.

“Con los cursos se trata de ofrecer una alternativa diferente, basada en el aprendizaje, diversión, cultura viva, tradiciones y costumbres del pueblo afro”, explica Gracia.

Antes de la culminación de los talleres se realizará una demostración con el ensamble de instrumentos. Para ese fin se preparan desde ya todos los niños, con la entonación de varias canciones tradicionales en compañía de sus maestros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)