Biden asegura que México es el amigo ‘más cerc…
Metro de Quito ha tenido cinco gerentes en esta Alcaldía
Gobierno empezó diálogos legislativos para su ley
USD 8 millones de pérdidas debido a fallas del Coca Codo
Una pareja y sus 10 perros migraron desde Colombia
El Estado redujo aportes económicos a la Flacso y Un…
Brasil dice que Mercosur se ‘modernizará’…
Joe Biden recibe la tercera dosis de la vacuna de Pfizer

Un coro de niñas canta en tsáfiki para preservar el idioma

Las niñas del coro a cargo de su instructora Gabriela Torres. Foto: EL COMERCIO

Las niñas del coro a cargo de su instructora Gabriela Torres. Foto: EL COMERCIO

Una guitarra acompaña las melodiosas voces de las niñas del cantón, de entre 7 y 12 años, que integran el coro de la Casa de la Cultura núcleo Santo Domingo. Ellas aprendieron el idioma nativo de los tsáchilas –el tsáfiki– a través de canciones.

Graciela Torres, directora de la Casa de la Cultura, señaló que unos de sus sueños fue aprender a hablar el tsáfiki; así que cuando conformó el coro decidió pedirle asesoría a los miembros de la nacionalidad.

Ellos les enseñaron el idioma, la pronunciación y les contaron sobre la historia de la nacionalidad. Hasta el momento, Torres ha compuesto cuatro canciones en el idioma nativo. Pero ha traducido letras de temas musicales como Cumbia Colorada y villancicos lojanos, que se entonaron en Navidad.

Las niñas del coro a cargo de la directora de la Casa de la Cultura núcleo Santo Domingo, Graciela Torres. Foto: EL COMERCIO

Las niñas mandaron a confeccionar los trajes típicos de las mujeres tsáchilas. En la cabeza utilizan una diadema de varios colores y el cabello suelto; una blusa brillante, un collar con espejos y falda o tunan en tonalidades rojas, amarillas, verdes.

Tampoco usan zapatos en el escenario como las mujeres tsáchilas y al igual que ellas son tímidas antes de subir a la tarima. Pero al escuchar el primer acorde de la guitarra, de inmediato muestran su mejor sonrisa y danzan mientras cantan como si quisieran que el público aprendiera el idioma nativo a través de sus movimientos.

Torres afirma que el coro es un homenaje para la nacionalidad y que busca difundir las costumbres y tradiciones nativas. Por eso, no escatiman detalles en el vestuario o en la pronunciación. “Queremos que la gente se contagie y también aprendan sobre el idioma nativo”.

Suplementos digitales