25 de julio de 2020 00:00

La exposición prolongada al sol puede afectar a las mascotas

Durante el verano se puede bañar a los perros con más frecuencia, ya que se secan rápidamente al aire libre

Durante el verano se puede bañar a los perros con más frecuencia, ya que se secan rápidamente al aire libre. Foto: Ingimage

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Isabel Alarcón
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los rayos ultravioleta y la exposición prolongada al sol pueden afectar a la piel y pelaje de las mascotas. Ahora que el verano se inicia, es necesario tomar mayores precauciones para prevenir enfermedades dermatológicas o incluso cáncer a la piel.

El cepillado, el baño y los paseos deben seguir algunos parámetros durante esta época para asegurar el bienestar de los animales. Verónica Pareja, directora Médica del Centro de Especialidades Veterinarias (Cevet) y de Dermatovet, explica que los animales de pelo blanco y corto son los que deben tener mayores cuidados en estos meses.

Estos tienden a presentar irritaciones, dermatitis actínica o quemaduras, que empiezan como lesiones y pueden transformarse en cáncer. Pareja recomienda colocarles protector solar al menos dos veces por día en las zonas sin pelaje, como los pabellones de las orejas, el abdomen, los testículos y las extremidades.

En el mercado ecuatoriano no es común encontrar bloqueador para mascotas, por lo que Pareja dice que se puede utilizar el protector solar de niños factor 30 o 50. Es preferible que sea en gel para que no forme una capa muy gruesa.

La exposición al sol también puede producir el envejecimiento temprano, que es evidente cuando aparecen las manchas en la piel, conocidas como pecas en los humanos. La especialista explica que se puede cubrir a las mascotas con camisetas de algodón frescas que sean cortas o tipo pijama, para que cubran las extremidades.

Durante el verano, se recomienda que los baños sean más frecuentes, ya que hay gran cantidad de polvo y también porque las mascotas se secan rápidamente bajo el sol. Si no tienen problemas de piel, es aconsejable bañarlos cada tres o cuatro semanas con champú hidratante de perros. Si tienen piel sensible o son alérgicos, necesitan uno cada semana o 15 días.

Diego Medina, director del Hospital Veterinario Planeta Vida, explica que la frecuencia del cepillado depende de la raza, pero en esta época será mayor que la habitual. Los guantes son útiles para los animales de pelo corto.

En el caso de los perros de pelo largo no es recomendable rasurarlos, como se acostumbraba en el pasado. Antes, cuenta Medina, se pensaba que esto aliviaba a las mascotas, pero estudios revelan que estos pacientes logran controlar su temperatura naturalmente y al rasurarlos se interfiere en ese proceso.

El estado del pelo y piel, al igual que en los humanos, es un reflejo de su condición general. Medina dice que una piel enferma puede indicar un deterioro de su salud, por eso es importante acudir al veterinario si hay lesiones o alergias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)