Cinco locales fueron clausurados en Guayaquil por in…
Alcaldesa Viteri dice que colaborará con la Policía …
6 419 nuevos casos positivos de covid-19 se registra…
Militares realizan operativos de control en calles d…
Lasso enviará proyecto de Ley sobre uso de la fuerza…
Armas y explosivos, para minería ilegal, fueron inca…
Sicarios ingresan a una fiesta y matan a una niña de…
Carlos Cabrera es el nuevo Comandante de la Policía

Director dice ‘no soy tan rico’ como el éxito de ‘El juego del Calamar’

Hwang Dong-hyuk quiere proyectar otras tres películas suyas en Netflix. Foto: Netflix

Hwang Dong-hyuk es el director de la popular serie ‘El Juego del Calamar’. Desde Corea del Sur Hwang conversó con el escritor y periodista británico Stuart Jeffries de The Guardian.

Son varios los temas sobre los que habló el pasado 26 de octubre del 2021el director de la aclamada serie coreana. El dinero fue una de ellas. Tras el éxito de la serie, ¿Hwang se volvió rico?

El cineasta se ríe: “No soy tan rico”, responde. “Pero tengo suficiente. Tengo suficiente para poner comida en la mesa. Y no es como si Netflix me estuviera pagando un bono. Netflix me pagó de acuerdo con el contrato original”.

En cambio quien sí recibió una cuantiosa suma de dinero es Netflix. The Guardian asegura que la producción de la serie costó aproximadamente unos USD 20 millones y tras la fama de ‘El Juego del Calamar’ la empresa tuvo un incremento de 4,4 millones de suscriptores lo que se valora en más de USD 892 millones. Además de que se convirtió en la serie más vista en la historia de la firma de streaming.

Cosa similar ha sucedido con otras aclamadas producciones que han tenido un rotundo éxito pero sus creadores o actores no lo han visto transformado en regalías. Por ejemplo, Ana María Orozco, protagonista de ‘Yo soy Betty, la fea’, dijo que en las repeticiones de la serie no recibía un pago adicional.

“Nosotros nunca, nunca hemos recibido regalías”, afirmó y además contó que las jornadas de trabajo eran “inhumanas” de hasta 18 horas.

Algo similar le ha ocurrido a Dong-hyuk, quien dijo que realizar ‘El Juego del Calamar’ le costó seis dientes. “Fue física, mental y emocionalmente agotador”, aseguró.

Acerca de cómo surgió la idea de la serie, Hwang revela que vino desde su propia experiencia familiar, ya que vivió un momento de deudas y a eso se sumó la crisis económica que vivió Corea del Sur en 2009.

“Estaba muy apurado económicamente porque mi madre se jubiló de la empresa para la que trabajaba. Había una película en la que estaba trabajando pero no conseguimos financiación. Así que no pude trabajar durante aproximadamente un año. Tuvimos que pedir préstamos: mi madre, yo y mi abuela“, explicó.

Hwang en el set de grabación. Foto: Netflix

Ante esta situación Hwang encontró refugio en los comics que trataban sobre supervivencia. “Me di cuenta de que, desde que era cineasta, podía poner mi propio toque en este tipo de historias, así que comencé con el guión”, contó.

Con estas influencias y con la mezcla de los juegos tradicionales de Corea ‘El Juego del Calamar’ empezó a gestarse.

Pero, ¿por qué los concursantes son asesinados a sangre fría en la serie? “Porque el programa está motivado por una idea simple: Luchamos por nuestras vidas en circunstancias muy desiguales“.

¿Es una crítica profunda al capitalismo?, pregunta el periodista.

“¡No es profundo! ¡Es muy simple! Creo que el orden económico global en general es desigual y que alrededor del 90% de la gente cree que es injusto. Durante la pandemia, los países más pobres no pueden vacunar a sus habitantes. Contraen virus en las calles e incluso mueren. Así que intenté transmitir un mensaje sobre el capitalismo moderno. Como dije, no es profundo”.

Sobre si habrá una segunda temporada Hwang no está seguro y tampoco, dice, sabe cuál sería la historia. Pero está “considerándolo” y por eso no lo descarta.

“Es posible que tenga que hacer la segunda temporada para ser tan rico como el ganador de ‘El Juego del Calamar'”, sentencia el productor entre risas.

Suplementos digitales