Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas
El molnupiravir, el antiviral contra la covid, se ve…

‘Paraguas’ contra astillas y limallas

La protección de ojos es indispensable cuando se ejecuta un trabajo manual, por más sencillo que parezca. Por esa razón, las gafas o antiparras son de ley. Hay varios tipos: anteojos de seguridad (para los productos menos tóxicos), antiparras y pantallas faciales.

Santiago Benítez, del Megakywi, explica que las gafas de protección tienen diferentes niveles y condiciones. Las hay con resguardo contra impactos, con luz led, para cubrir totalmente el rostro, con antiempañantes…

Las gafas dejaron de ser un símbolo de moda y de estatus y ahora son consideradas indispensables para bloquear el efecto dañino del sol.

Según los oftalmólogos es preferible no usar gafas si se va a emplear las de mala calidad, puesto que en el primer caso los ojos se protegen como una reacción natural al retraer las pupilas o cerrar los párpados, mientras que si se usan lentes inapropiados se atenúa la luminosidad pero no se filtran los rayos UV que van directamente al ojo.

Las que tienen una protección contra impacto evitan que cuando se está trabajando algo salte y se rompan las lunas. Son de policarbonato.

Otros modelos pese a que tienen un nivel más bajo de protección contra impacto tienen un mejor manejo de la luz. Algunas tienen una protección completa, es decir, cubren la frente y la parte posterior de la cabeza para evitar el ingreso del polvo.

Un modelo sube la percepción de las cosas, entonces aumenta el conocimiento de las cosas y se evitan las equivocaciones. Son ideales para la práctica del tiro porque se mejora la apreciación de la profundidad.

Uno de los modelos más modernos es el que tiene luz. “Son ideales para la gente que trabaja en lugares oscuros y necesita iluminar puntos específicos. Nos ayuda a no necesitar tener una linterna”, añade Benítez.

Las gafas que tienen protección contra vapores. El modelo permite que el aire salga pero evita que entre. “La idea es mantener un vacío en la parte visual para que no ingresen los contaminantes. Protegen el rostro completo, especialmente de los gases irritantes”.

Las gafas de soldadura se caracterizan por tener lunas oscuras. Estos modelos tienen un elástico en la parte posterior que se ajusta a la cabeza. Las gafas negras son hechas para trabajos con suelda autógena. Están hechas de policarbonato, lo que ayuda a soportar grandes impactos y altas temperaturas. Los precios varían desde los USD 0,99.

Todas las gafas cumplen con normas de seguridad. Se las compra o se las vende y usa de acuerdo a reglas de seguridad industrial.

Suplementos digitales