La libra cae frente al dólar a niveles no vistos desde 1971
Cuba le dice 'sí' en referendo al matrimonio igualitario
A una semana del asesinato del fiscal Édgar Escobar,…
¿Cómo sacar turno para obtener la cédula ecuatoriana…
Guayaquil y Durán registraron 16 muertes violentas e…
Suben a cuatro los fallecidos por naufragio de embar…
Estudiantes de tercero de bachillerato juraron la bandera
¿Cuándo es el juramento a la Bandera en Ecuador?

El Nobel de Física premia a tres expertos de los 'agujeros negros'

El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez ganaron el premio Nobel de Física el 6 de octubre del 2020, por los estudios de los agujeros negros. Foto: Reuters

El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez ganaron el premio Nobel de Física el 6 de octubre del 2020, por los estudios de los agujeros negros. Foto: Reuters

El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez ganaron el premio Nobel de Física el 6 de octubre del 2020, por los estudios de los agujeros negros. Foto: Reuters

El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez fueron galardonados este martes 6 de octubre del 2020 con el Premio Nobel de Física por sus investigaciones sobre “los agujeros negros”, comunicó el jurado.

La mitad del premio recayó en Penrose, de 89 años, por demostrar “que la formación de un agujero negro es una predicción sólida de la teoría de la relatividad general” y la otra mitad del premio se la reparten Genzel, de 68, y Ghez, de 55, por descubrir “un objeto compacto y extremadamente pesado en el centro de nuestra galaxia”, explicó el jurado.

Andrea Ghez se convierte así en la cuarta mujer que gana un Premio Nobel de Física, el más masculino de los seis prestigiosos galardones.

Los agujeros negros supermasivos son un enigma de la astrofísica, sobre todo por la manera en que llegan a ser tan grandes, y su formación centra muchas investigaciones. Los científicos piensan que devoran, a una velocidad inaudita, todos los gases emitidos por las galaxias muy densas que les rodean.

Como son invisibles, solo se pueden observar por contraste, viendo qué fenómenos generan a su alrededor. Una primera imagen revolucionaria fue revelada al mundo en abril de 2019.

La astrofísica y la física cuántica, que se centra en el estudio de lo infinitamente pequeño, eran favoritas para este Nobel 2020, según los expertos.