Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…
Tailandia supera por primera vez los 20 000 contagio…
¿Cómo acceder a los beneficios del pasaporte de vacunación?
EE.UU. estudia vacunar a los migrantes que cruzan la…
En vigencia prohibición del expendio de sorbetes y m…
Dos funcionarias del Municipio de Quito que fueron s…
Nicolás Maduro dice que Colombia recibe de brazos ab…
La huelga de maestros lleva más de dos semanas en Sa…

En bici por la montaña en Cayambe

El sendero llega a la cascada Bebedero de Buga, por la que baja agua del nevado Cayambe. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

El sendero llega a la cascada Bebedero de Buga, por la que baja agua del nevado Cayambe. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

El recorrido del sendero en bicicleta es una alternativa. El trayecto puede tomar una hora. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

Una comunidad de paisajes con laderas y sembríos verdes y amarillos se perfila como una opción turística que ofrece actividades a los aventureros, deportistas y para quienes buscan un instante de paz.

Este destino está en la comunidad de Paquiestancia, en la parroquia cayambeña de Ayora, a hora y media de Quito. Aquí, un grupo de sus más de 800 habitantes ideó el proyecto de Turismo Comunitario Paquiestancia Camino del Cóndor como una alternativa para una experiencia de cercanía con la naturaleza.

Los parajes, caminos irregulares y una cascada en medio del bosque son los escenarios que la comunidad propone como sus atractivos turísticos.

Oscar Gualabisí, el encargado de recibir a los visitantes, es uno de los guías. Una vez que los turistas llegan a la cabaña, ubicada en pleno centro de la comunidad, ellos exponen todas las alternativas culturales y deportivas. Todos son habitantes de la comunidad y expertos en sus riquezas naturales.

El recorrido al Bosque de Pumamaquis o Arrayanes se puede hacer en tramos combinados en vehículos doble tracción, a caballo, a pie (trekking) o en bicicleta. Para esta última, se puede alquilar una de ellas, con su respectivo casco. Cuesta USD 5 por persona.

El sendero llega a la cascada Bebedero de Buga, por la que baja agua del nevado Cayambe. Foto: Jenny Navarro/ EL COMERCIO

“Han venido más turistas del extranjero. Pero el sendero es apto para cualquier tipo de persona”, dice Gualabisí mientras camina por un sendero de 8 kilómetros que conduce a la cascada Bebedero de Buga, de 25 metros de altura.

Esta es la Ecorruta del Cóndor, por la que se llega hasta un mirador ubicado a 3 435 metros sobre el nivel del mar. En las primeras horas de la mañana o en la tarde es posible ver al cóndor volar.

Según Gualabisí, los turistas extranjeros son los que más visitan los atractivos de Paquiestancia. A muchos, agrega, les atrae la paz y el silencio que se perciben en los alrededores. Ellos también se quedan a dormir porque el proyecto incluye alojamiento, en cabañas adecuadas para tres personas.

Los paquetes, que incluyen el servicio de guías y algunas de estas actividades están desde los USD 30 hasta los USD 45 con alimentación.