Miguel Rivadeneira

El exitoso cambio institucional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lunes 17 de octubre 2011
17 de October de 2011 00:02

En esta época en la que se proclama el cambio institucional y el cuento de la meritocracia, la participación ciudadana y los concursos de merecimientos (limitados a ganar solo los identificados con el proyecto, porque el que hace sombra es eliminado como opositor), sí existen buenos ejemplos de eficiencia y de resultados positivos en la región, aunque subsistan problemas por resolverse.

Hace poco tuvimos oportunidad de mirar in situ la experiencia de Chile en materia institucional, 21 años después de instalada la Concertación Nacional, a la que convergieron todos los sectores políticos obligados a juntarse para salir de la oprobiosa dictadura del general Pinochet. No es que tengan solucionados todos sus problemas. El terremoto y el sunami del 2010 dejaron lecciones que son asimiladas. La semana antepasada se restablecieron fuertes protestas estudiantiles en demanda de la gratuidad de la educación, que los universitarios califican como una lucha de la sociedad entera, debido a los altos costos y la ineficiencia del Estado en solucionar el problema durante décadas. Protestas a las que tienen derecho los jóvenes pero con la presunta incursión de infiltrados hubo violencia y vandalismo, que merecieron la reprimenda de los Carabineros. El problema de fondo obedece a la necesidad de lograr una mejor calidad educativa, capacitación docente y su necesaria evaluación, que es otra debilidad, dos cuentas pendientes similares en Ecuador.

Pese a estos problemas, las instituciones funcionan y enseñan resultados exitosos. Allí están las cifras oficiales. Codelco, principal empresa pública que maneja con solidez la explotación del cobre. La Empresa Nacional de Petróleos (Enap), que administra con eficiencia los recursos públicos y que además se abriera campo al Ecuador para explotar el bloque 3 en el Litoral. En Telecomunicaciones, luego de la experiencia por el colapso de las comunicaciones en el terremoto del 2010, trabajan en un eficaz sistema de alerta temprana, con mensajes para llegar de inmediato a todos los sectores de la población, lo que implicará reforma legal.

La experiencia chilena les ha llevado a consolidar su institucionalidad, defender los principios y ofrecer garantías a las libertades y entre ellas resalta la de expresión. Pese a ello reconocen que en el sector público hacen falta rostros amables y una mejor atención (¡qué diríamos del Ecuador!). En estas empresas sólidas el denominador común es que allí los periodistas son respetados.

Tocaron un tema básico en democracia: los comunicadores de los medios expresaron su preocupación por lo que sucede en el Ecuador y hubo voces que criticaron que los actos que han conocido (juicios con indemnizaciones millonarias, amenazas, persecuciones) se parecen mucho a los que protagonizara el general Pinochet…