La compañía japonesa comenzó a fabricar este dispositivo en 1979, pero Sony hace tiempo que migró la marca a otros productos: los reproductores digitales y los móviles.

La compañía japonesa comenzó a fabricar este dispositivo en 1979, pero Sony hace tiempo que migró la marca a otros productos: los reproductores digitales y los móviles. Foto: Pixabay.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)
Lunes 08 de julio 2019

Tecnología

Tras la llegada del Walkman, la evolución musical fue imparable

Redacción Guaifai
Quito

Hace 40 años, Sony revolucionó la forma en que escuchábamos música con el Walkman, un reproductor de casetes portátil que, por primera vez, nos permitía llevar nuestra música sin molestar a nuestros vecinos. Salió al mercado el 1 de julio de 1979.

Muchos puede que lo hayamos casi olvidado y otros ni siquiera lo conocerán: el Walkman cumple hoy 40 años. Sony dejó de fabricar los míticos Walkman en 2010, una marca propia que dio nombre al reproductor de cinta magnética portátil que después hicieron suya usuarios y fabricantes.

Según la página Cultura Inquieta, antes de que los CDs, los archivos digitales, los Discman -también de Sony- y los iPods fueran la norma, el Walkman era el compañero musical de viaje de todo hijo de vecino.

Video: YouTube, cuenta: ComputerHoy.com



La compañía japonesa comenzó a fabricar este dispositivo en 1979, pero Sony hace tiempo que migró la marca a otros productos: los reproductores digitales y los móviles.

Pasaron más de 20 años hasta la siguiente revolución que llegó con el iPod, cuyas innovaciones consistieron en el formato digital (archivos como los que se guardaban en el computador en lugar de CD), y, sobre todo, la posibilidad de comprar canciones a menos de un dólar en una tienda en línea.

El impacto del iPod se sintió especialmente en el negocio de la venta de música, por el papel que jugó la tienda iTunes en esta historia. Pero la idea de cargar con la discoteca en el bolsillo le pertenece a Sony y su inolvidable Walkman.

La tercera revolución vino con el streaming, y Spotify es uno de los pioneros. La tienda de música cedió su lugar a la suscripción. El modelo de música como servicio es el signo de los tiempos actuales, en los que la tecnología se paga de la misma forma que la electricidad y el agua, por factura mensual.

placeholder