En el lado donde cae la ceniza, la visibilidad se dificulta. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En el lado donde cae la ceniza, la visibilidad se dificulta. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Desde el parque Nacional Cotopaxi se puede apreciar las dos caras del volcán: el lado limpio de la nieve y la parte oscurecida con la ceniza. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Desde el parque Nacional Cotopaxi se puede apreciar las dos caras del volcán: el lado limpio de la nieve y la parte oscurecida con la ceniza. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos escalaron por un cañón, donde en erupciones anteriores ha descendido el material volcánico. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos escalaron por un cañón, donde en erupciones anteriores ha descendido el material volcánico. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos deben llegar a pie, hasta el sitio previsto para colocar los instrumentos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos deben llegar a pie, hasta el sitio previsto para colocar los instrumentos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Meses les tomó identificar a los técnicos el lugar para colocar los equipos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Meses les tomó identificar a los técnicos el lugar para colocar los equipos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos calibran y coordinan la comunicación con el Instituto Geofísico. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos calibran y coordinan la comunicación con el Instituto Geofísico. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En medio de la oscuridad generada por la nube volcánica, los técnicos se esfuerzan por colocar los instrumentos en los lugares determinados. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En medio de la oscuridad generada por la nube volcánica, los técnicos se esfuerzan por colocar los instrumentos en los lugares determinados. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

La luz del sol apenas puede entrar, en medio de la densa nube de ceniza. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

La luz del sol apenas puede entrar, en medio de la densa nube de ceniza. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Las dos caras del volcán las define la caída de la ceniza. En este lado se puede todavía apreciar el blanco de la nieve del Cotopaxi. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Las dos caras del volcán las define la caída de la ceniza. En este lado se puede todavía apreciar el blanco de la nieve del Cotopaxi. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos retornan, tras la colocación de los instrumentos. Para ellos, se trató de una misión que tuvo éxito. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Los técnicos retornan, tras la colocación de los instrumentos. Para ellos, se trató de una misión que tuvo éxito. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Técnicos toman el pulso al volcán Cotopaxi

Vulcanólogos del Instituto Geofísico realizaron una expedición para colocar un inclinómetro y un pluviómetro en las faldas del volcán Cotopaxi. Los instrumentos sirven para detectar el comportamiento del nevado andino que se encuentra en proceso de erupción. Fotos: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Suplementos digitales