Los campos de refugiados de Cacanda y Mussungue y al área de Dundo albergan alrededor de 32.000 refugiados de la República Democrática del Congo (RDC) que han huido del conflicto que se ha desatado en la provincia vecina de Kasaï. Foto: Bruno Fonseca / Mé

Los campos de refugiados de Cacanda y Mussungue y al área de Dundo albergan alrededor de 32.000 refugiados de la República Democrática del Congo (RDC) que han huido del conflicto que se ha desatado en la provincia vecina de Kasaï. Foto: Bruno Fonseca / Mé

Refugiados esperan a ser vacunados por MSF en la clínica de MSF en el campo de Cacanda. MSF lleva a cabo vacunaciones de rutina, aunque también realizó una campaña que supuso la inmunización de más de cinco mil niños contra el sarampión, la fiebre amarill

Refugiados esperan a ser vacunados por MSF en la clínica de MSF en el campo de Cacanda. MSF lleva a cabo vacunaciones de rutina, aunque también realizó una campaña que supuso la inmunización de más de cinco mil niños contra el sarampión, la fiebre amarill

Un niño es inmunizado en la clínica del campo de Cacanda. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

Un niño es inmunizado en la clínica del campo de Cacanda. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

Una refugiada muestra la cicatriz de una herida causada por un machetazo en el transcurso de los ataques contra la población civil en la provincia de Kasaï (RDC). Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

Una refugiada muestra la cicatriz de una herida causada por un machetazo en el transcurso de los ataques contra la población civil en la provincia de Kasaï (RDC). Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

Una refugiada en el campo de Cacanda muestra la herida traumática causada durante el conflicto en la República Democrática del Congo (RDC). MSF proporciona servicios de salud mental a los refugiados que lo necesiten, muchos de ellos testigos o víctimas di

Una refugiada en el campo de Cacanda muestra la herida traumática causada durante el conflicto en la República Democrática del Congo (RDC). MSF proporciona servicios de salud mental a los refugiados que lo necesiten, muchos de ellos testigos o víctimas di

Un refugiado prepara su comida en el campo de refugiados de Cacanda. Los equipos de MSF colaboraron asimismo en el establecimiento inicial de provisión de agua y saneamiento en el campo. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

Un refugiado prepara su comida en el campo de refugiados de Cacanda. Los equipos de MSF colaboraron asimismo en el establecimiento inicial de provisión de agua y saneamiento en el campo. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

La clínica de MSF en Cacanda. Las enfermedades más corrientes entre los refugiados son la malaria, las infecciones respiratorias y diarrea. Una nueva clínica en el campo de Lovua estará operativa en los próximos días para atender a los refugiados que allí

La clínica de MSF en Cacanda. Las enfermedades más corrientes entre los refugiados son la malaria, las infecciones respiratorias y diarrea. Una nueva clínica en el campo de Lovua estará operativa en los próximos días para atender a los refugiados que allí

MSF ha desplegado alrededor de cien personas para cubrir las necesidades médicas de los refugiados en los campos del norte de Angola. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

MSF ha desplegado alrededor de cien personas para cubrir las necesidades médicas de los refugiados en los campos del norte de Angola. Foto: Bruno Fonseca / Médicos Sin Fronteras

El norte de Angola alberga más de 32 000 refugiados del Congo

Los refugiados comenzaron a llegar en abril a los campos provisionales en los que MSF estableció dos clínicas. Programas de malnutrición ambulatorios, servicios de salud mental y programas de violencia sexual son los que se tratan en instituciones de salud de Angola. Foto: ©Bruno Fonseca

Suplementos digitales